Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Güemes no consulta a los científicos su plan del sida

Las sociedades especializadas en VIH niegan que Sanidad les haya pedido ayuda para elaborar el nuevo documento

Hubo un plan, pero caducó. Y no ha vuelto a redactarse otro. La Comunidad de Madrid no tiene un documento que marque las líneas de actuación y los recursos con los que cuenta para combatir el VIH / sida en la región. Lo tuvo entre 2005 y 2007: el Plan de actuaciones frente al VIH / sida, que se presentó el 1 de diciembre de 2005. En él quedaba recogido, por ejemplo, lo que el presupuesto destinaba a prevención, a investigación o a asistencia sanitaria. Del total, unos 100 millones de euros, sólo dedicaba a prevención el 1,2%.

Ese plan todavía "se está evaluando", según afirmó ayer, Día Mundial contra el Sida, el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, durante una visita al hospital Gregorio Marañón. ¿Y el nuevo? "Se está trabajando en su elaboración", contestó el consejero, "con sociedades científicas y expertos". Pero las dos principales sociedades dedicadas a esta enfermedad, que son las que asesoran al Ministerio de Sanidad en sus campañas, niegan que la consejería les haya consultado para elaborar el futuro plan autonómico.

"Nadie se ha puesto en contacto con nosotros", aseguró ayer Federico Pulido, presidente del Grupo de Estudio del Sida (Gesida), dependiente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, y que reúne a médicos especialistas en VIH de toda España. Entre otras cosas, este grupo asesora al ministerio en su Plan Nacional sobre el Sida. El presidente de la otra sociedad de ámbito estatal, Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (Seisida), Daniel Zulaika, también aseguró no haber tenido "ningún contacto" con la Consejería de Sanidad madrileña.

El consejero quiso restar importancia a la inexistencia del plan: "Eso no significa que se hayan detenido las actividades ni de información, ni de prevención, ni de diagnóstico precoz, ni de tratamiento a las personas afectadas". Acto seguido citó las acciones que lleva a cabo su consejería, como charlas de educación para la salud, distribución de 1.730.000 preservativos y "folletos destinados a distintos colectivos". Este periódico visitó ayer las consultas externas de medicina interna del Marañón a las que acuden las personas con VIH y no encontró ningún folleto editado por la Comunidad de Madrid. Tampoco los había en la planta de hospitalización del edificio central. Una portavoz de Sanidad aseguró que la consejería imprime sus propios folletos y que deberían estar en el hospital.

Güemes acudió ayer al Marañón para visitar el primer biobanco del mundo que conserva muestras de pacientes con sida para usarlas en investigaciones sobre la enfermedad. El banco, que empezó a trabajar en 2004 y que el consejero no había visitado hasta ayer, cuenta con más de 40.000 muestras biológicas de pacientes de 28 hospitales españoles. Más de 3.000 han sido cedidas ya a proyectos de investigación, según explicó ayer la directora del banco, María Ángeles Muñoz. Éste se financia con aportaciones del Ministerio de Sanidad, la Fundación para la Investigación y la Prevención del Sida en España (FIPSE) y programas europeos, entre otros. La Comunidad le cede el espacio en el hospital.

La visita de Güemes volvió a congregar a una treintena de trabajadores del hospital con pancartas y el ya famoso ataúd de cartón negro en el que supuestamente descansa la sanidad pública. A los gritos de "¡Fuera, fuera!" y "Sanidad pública" añadieron una nueva consigna. Aprovechando que falta menos de un mes para Navidad, le cantaron entre risas una versión reivindicativa de la canción de una marca de turrón: "Güemes, a casa Güemes, por Navidad, renueva los contratos y danos felicidad".

La vacuna, en Madrid

El hospital madrileño Gregorio Marañón participa, junto al Clínic de Barcelona, en el primer ensayo español de una vacuna contra el sida. En enero se inyectará a 15 voluntarios sanos -otros 15 en el hospital Clínic- unas proteínas derivadas del virus VIH para comprobar si la vacuna puede evitar el desarrollo de la enfermedad del sida una vez se ha producido la infección.

"De lo que se trata es de ver a lo largo del tiempo si se produce una respuesta inmunológica y si esa respuesta es lo suficientemente protectora", explicó ayer Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, investigador del Marañón. Los resultados se conocerán en 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008

Más información