Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Claudio Fava | Autor del informe europeo sobre los vuelos de la CIA | La guerra sucia contra el terrorismo

"Ningún Estado se planteó la necesidad de saber"

Claudio Fava, ponente del informe aprobado en febrero de 2007 por el Parlamento Europeo sobre la utilización de países europeos por la CIA para el transporte y detención ilegal de presos, se sentía ayer reivindicado. "La información de EL PAÍS confirma las sospechas que teníamos desde hace años", señaló. La colaboración española no fue un caso aislado: "Pasó en Italia, en Portugal y ahora vemos que en España".

"Queda probado que era posible que vuelos con detenidos y en misiones clandestinas llegaran y despegaran de aeropuertos europeos sin dejar huellas ni informar a las autoridades", subraya el eurodiputado socialista italiano, que no se deja arrastrar por la fidelidad ideológica a la hora de los reproches.

Hace casi dos años, Fava tuvo que poner sordina en su informe a las actividades del Gobierno alemán de Gerhard Schröder por las presiones de su correligionario y ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier, hoy también candidato socialdemócrata a la cancillería, pero denunció la complicidad germana con la CIA al presentar su informe (336 vuelos con escala en Alemania). Lo reiteró ayer: "Los servicios de seguridad alemanes participaron en interrogatorios en Guantánamo. Y también los del Reino Unido". Era entonces primer ministro británico Blair.

El eurodiputado señala que "hubo colaboración, no de gran evidencia, de los servicios de inteligencia y de los Gobiernos europeos con estas prácticas de vuelos implicados en detenciones ilegales". Y subraya: "Es difícil pensar que los Gobiernos no tuvieran la capacidad de análisis y de hacerse preguntas que demostró el Parlamento Europeo. Ningún Gobierno de centro derecha ni de centro izquierda se planteó la necesidad de saber y de preguntar". De los casi 1.300 vuelos de la CIA descubiertos y analizados por la Eurocámara, 68 hicieron escala en las bases españolas de Rota, Morón y Torrejón. O en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

Tras ver aprobado su informe, Fava agradeció la comparecencia ante la comisión investigadora del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a quien se pidió infructuosamente que investigara lo sucedido. El eurodiputado también lamentó entonces públicamente que el Gobierno español no autorizase la declaración del director del Centro Nacional de Inteligencia, Alberto Saiz.

Raúl Romeva, eurodiputado español del Grupo de los Verdes y miembro de la comisión parlamentaria, se mostraba ayer escéptico sobre la repentina ansia investigadora manifestada por el Gobierno español: "Se descubre esto tres años después de que pidiéramos a Moratinos que informase y nos dijera que no sabía nada". Su colega de parlamento y comisión Willy Meyer, de Izquierda Unida, abundó en la discreción informativa de Moratinos e hizo notar que al menos 35 vuelos sospechosos "han hecho escala en diferentes aeropuertos españoles durante el Gobierno" de José Luis Rodríguez Zapatero.

El informe Fava, calificado de "espléndido" en su día por alguno de los 382 eurodiputados que lo respaldaron en Estrasburgo, frente a los 256 que lo rechazaron y las 74 abstenciones, ponía en la picota las actuaciones de muchos Gobiernos europeos y lamentaba que algunos hubieran "renunciado al control que deben ejercer sobre su espacio aéreo y sus aeropuertos, cerrando los ojos o admitiendo vuelos operados por la CIA" entre finales de 2001 y finales de 2005. Los eurodiputados recordaban que "todo Estado dispone de soberanía plena y exclusiva sobre el espacio aéreo de su territorio y no implica, en consecuencia, la exclusión de la plena responsabilidad de los Estados por la observancia de los derechos humanos en su territorio, incluido el espacio aéreo sobre el mismo".

Conclusiones del 'informe Fava', aprobado por la Eurocámara en 2007

- Al menos 1.245 vuelos de la CIA sobrevolaron el espacio aéreo europeo o aterrizaron en aeropuertos europeos entre 2001 y 2005.

- Hubo escalas en Alemania (336), Reino Unido (170), Irlanda (147), Portugal (91), España (68), Grecia 64), Chipre (57) e Italia (46).

- Las entregas extraordinarias han sido contraproducentes en la lucha contra el terrorismo.

- El permiso de sobrevuelo a los Estados debe estar condicionado a la garantía del respeto a los derechos humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008

Más información