Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte cifra en 864 millones el fondo para que los municipios creen empleo

El socialista pide a Camps que convoque un pleno para explicar sus medidas de apoyo

Jorge Alarte, secretario general de los socialistas valencianos, se convirtió ayer aunque fuera sólo unos instantes en el mister Marshall valenciano. Flanqueado por Antonio Hernando, secretario federal de Ciudades y Política Municipal del PSOE, que trajo noticias frescas de Madrid, Alarte cifró en 864 millones los fondos que el Gobierno español transferirá a los Ayuntamientos valencianos para incentivar la obra pública y crear unos 25.000 empleos. El presidente Zapatero anunció el jueves en el Congreso de los Diputados un fondo extraordinario de 11.000 millones de euros -8.000 de ellos dirigido a los Ayuntamientos- para capear la crisis y crear 300.000 empleos. La medida fue aprobada ayer en el Consejo de Ministros.

Dos vicepresidentes del Consell dicen que el fondo es un refrito y un parcheo

El PSPV presentará en los consistorios mociones de apoyo al plan de Zapatero

El dinero se distribuirá atendiendo a la población de cada municipio y está destinado a obras de ejecución inmediata que sean de competencia local. Los fondos son exclusivamente para inversiones nuevas y no podrán emplearse para gasto corriente o amortización de la deuda. La Intervención General del Estado fiscalizará "su correcta aplicación", explicó Hernando.

Eufórico por la nueva noticia, -es probablemente la mejor que ha proporcionado en los dos escasos meses que lleva como secretario general de los socialistas-, Alarte emplazó al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a convocar un pleno extraordinario en las Cortes Valencianas para que "en justa correspondencia con el fondo de ayuda anunciado por el Gobierno español, Camps presente también sus medidas de acción y apoyo a los Ayuntamientos".

El Ayuntamiento de Valencia recibirá un máximo, según cálculos del PSOE, de 141 millones de euros para inversiones -el doble de lo que el consistorio ha presupuestado para capítulo 6 en 2009-. El de Castellón ingresará 30,5 millones; el de Alicante, 57 millones; Elche, 39 millones; Orihuela, 14 millones; Gandia, 13,7 millones y Torrent, 13. "Esto se hará para todos los municipios con independencia de su color político", remachó Hernando, quien pidió a todos los partidos políticos que apoyen la medida.

En este sentido, Alarte avanzó que el partido presentará a través de sus concejales mociones en los consistorios valencianos instando a todos los grupos políticos a que respalden el fondo extraordinario. "Espero que los alcaldes de Valencia, Castellón y Alicante [donde gobierna el PP] voten a favor de unos fondos que benefician a los ciudadanos", subrayó el dirigente socialista.

Alarte denunció que Madrid y la Comunidad Valenciana, las dos en manos del PP, son las únicas autonomías españolas sin Fondo de Cooperación Municipal. Por eso le insistió en que aporte 300 millones de euros al fondo, sin dotación desde el año 1999. Antes de dar por acabada su comparecencia, el dirigente socialista echó mano de un recorte de prensa para dejar en evidencia la política de "vergüenza" de Camps. Alarte recordó cómo el presidente prometió en marzo de 2006 a los alcaldes valencianos un Plan de Mejora para los Municipios, con el que pretendía destinar 450.000 euros a todos los municipios. "De ese dinero", dijo, "sólo nos han llegado 6.000 euros, el pago del resto se ha pospuesto a 2011", resumió el alcalde de Alaquàs.

Otros dirigentes y cargos institucionales socialistas salieron en tromba para valorar la iniciativa. La portavoz socialista en Valencia, Carmen Alborch, pidió a Camps la misma sensibilidad que Zapatero hacia los consistorios, y el delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, destacó la celeridad con que está actuando el Ejecutivo.

En sentido contrario, el vicepresidente económico del Consell, Gerardo Camps, se refirió al plan de Zapatero como un "refrito" de medidas anunciadas, y aseguró que la Generalitat fiscalizará el reparto del dinero. El vicepresidente Vicente Rambla, dijo que era "más de lo mismo", es decir, "más improvisación y más aluvión". Para Rambla, los fondos no son más que un "parcheo". Para los dos vicepresidentes del Consell, más urgente es resolver la financiación local y autonómica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2008