La entrada de Lukoil en Repsol peligra por falta de financiación

La Caixa se reúne de nuevo con los bancos que prestaron a Sacyr

La controvertida entrada de la petrolera rusa Lukoil en Repsol corre peligro de quedarse en una operación sobre el papel. Las dificultades para financiar más de 9.000 millones en tiempos de sequía crediticia amenazan con dar al traste con los planes de Sacyr y La Caixa de vender a los rusos hasta un 30% de la petrolera española. "La operación no está muerta, pero sí es muy, muy difícil", señalan fuentes financieras al tanto de las negociaciones.

La Caixa se reúne hoy de nuevo con los bancos directores del préstamo de 5.175 millones que sirvió a Sacyr para financiar en parte la compra de su 20% de Repsol y que exigen garantías adicionales para traspasar el crédito a Lukoil. Con todo, ese dinero sólo cubriría una parte de la venta. Las dudas sobre "una operación que no existe", como la definió ayer el ministro de Industria, Miguel Sebastián, provocaron una caída del 5% de Sacyr en Bolsa en un día de subidas generalizadas.

A las dificultades financieras se une la tormenta política. Las negociaciones con los rusos sobre la petrolera siguen levantando una polvareda que ha llevado al líder del PP, Mariano Rajoy, a preguntar al Gobierno por la operación en la sesión de control de mañana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción