Tresserras dice que la presión sobre el CAC es "brutal"

Joan Manuel Tresserras, consejero de Cultura y Medios de Comunicación, criticó ayer la "presión brutal, constante, sistemática e interesada" que, en su opinión, ha sufrido el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) tras la polémica concesión de 83 emisoras de FM. En este concurso, uno de los principales beneficiados ha sido el episcopado catalán, con el que algunos consejeros del CAC mantienen antiguos vínculos. Ello ha desatado el malestar entre los perjudicados, la Cope y Punto Radio, entre otros.

El consejero se pronunció sobre la controvertida adjudicación en la presentación del primer Informe sobre la radio en Cataluña (2006-07), que entre otros aspectos hace hincapié en la necesidad de regular el tercer sector -las radios piratas-, que supone el 13,6% de las 900 frecuencias activas.

El texto revela también el desequilibrio entre el sector público (63,7%) y el privado (22,7%), algo que convendría "corregir", según Tresserras. En materia de innovación, el informe, elaborado por el Observatorio de Radio en Cataluña, concluye que el futuro de la radio pasa por Internet. "La audiencia está envejeciendo, de manera que hay que incorporar al oyente joven", añadió Josep Maria Martí, director del observatorio. La dura competencia en las ondas está provocando que las programaciones sean cada vez más parecidas y que los jóvenes dejen de interesarse por las cadenas generalistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50