Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Washington deja fuera de la OTAN a Georgia y a Ucrania

Estados Unidos considera que ni Ucrania ni Georgia están maduros para entrar en la OTAN, aunque insiste en que algún día serán socios, conforme fue acordado en abril por todos los líderes aliados en la cumbre de Bucarest. Los ministros de Exteriores de los Veintiséis (miembros de la OTAN) se reunirán a primeros de diciembre en Bruselas para analizar el estrechamiento de lazos con ambos países, estrategia que irrita a Moscú. Todavía buscan una fórmula para decir a Rusia que ni puede trazar nuevas líneas sobre Europa ni podrá impedir que la OTAN siga buscando la estabilidad de los países del Este.

"Georgia y Ucrania no están preparados para ser miembros. Necesitarán bastante tiempo", dice Daniel Fried, secretario de Estado adjunto para asuntos europeos, de viaje por Europa en uno de sus últimos periplos antes del relevo de Administración en Washington.

Ante las objeciones expresadas por algunos países, como Alemania y Francia, Fried recuerda que en Bucarest se acordó que algún día Kiev y Tbilisi estarían en la OTAN. George Bush quería que la invitación oficial se extendiese allí mismo, pero tuvo que ceder ante el frente de rechazo encabezado por Nicolas Sarkozy y Angela Merkel. "El corolario es que la adhesión se producirá cuando estén preparados", aclara Fried.

Kurt Volker, embajador estadounidense ante la Alianza, aventura que de la cita de los ministros saldrán dos mensajes: "Que Rusia no puede trazar una línea en Europa diciendo quién puede estar a cada lado. Y que el apoyo de la OTAN a la creación de sociedades democráticas y prósperas en el Este sigue adelante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de noviembre de 2008