_
_
_
_
Reportaje:

Un genoma a partir del pelo de dos mamuts

Un paso más hacia una futura 'resurrección' de la especie

Saber en detalle cómo era el mamut, un animal extinto, conocer por qué estaba mejor adaptado al frío que sus parientes, los elefantes actuales, y sugerir una estrategia de resurrección para cuando la tecnología lo permita es algo que cada vez sale más del reino de la imaginación para entrar en el de la realidad. Científicos estadounidenses y rusos han conseguido secuenciar el genoma nuclear del mamut siberiano, a partir de muestras de pelo de dos ejemplares hallados congelados, uno de hace unos 20.000 años y el otro de hace 60.000 años.

Los investigadores han partido del pelo porque es menos sensible a la contaminación por bacterias y hongos que los huesos. Sin embargo, reconocen que el genoma, de unos 4.000 millones de pares de bases de ADN, está incompleto y en una parte sustancial (seguramente un 20%) representa el material genético de otros organismos presentes en las muestras. De todas formas, el logro, que se presenta hoy en la revista Nature, marca un hito en la secuenciación de grandes genomas, hito que ha sido posible por las nuevas técnicas de secuenciación rápida y barata, disponibles a partir de 2005.

Dentro de poco se espera conocer el borrador del genoma del elefante africano, del que se cree que el mamut difiere sólo en un 0,6%, la mitad de la diferencia entre el ser humano y el chimpancé. "Sólo cuando dispongamos del genoma del elefante africano podremos saber en qué porcentaje hemos secuenciado el del mamut", ha dicho Webb Miller, director del trabajo en la Universidad de Pensilvania (EE UU).

Por lo pronto, comparando lo que ya se conoce, los investigadores han hallado que los mamuts, que vivieron en el hemisferio norte, se dividieron en dos poblaciones hace dos millones de años, una de las cuales se extinguió hace 45.000 años y la otra sobrevivió hasta hace menos de 10.000 años. Un reciente estudio español concluyó que la especie humana actual, el Homo sapiens, llegó a contribuir a su extinción por la caza, debido a que el calentamiento global de la época le permitió extenderse hacia el norte de Europa, donde los últimos ejemplares, de hace sólo 3.700 años, se han encontrado en la costa ártica de Siberia.

Al ser un animal icónico, lo mismo que el dinosaurio cuya resurrección planteó Michael Crichton en Parque Jurásico, los científicos son los primeros que se preguntan si sería posible revivir un mamut, y la respuesta es que por ahora no. Sin embargo, Henry Nicholls explica en la misma revista que ninguno de los pasos imprescindibles para lograrlo hacen imposible ese sueño.

El caso del mamut es especial porque se han hallado momias congeladas muy bien conservadas y porque existe una especie muy próxima actual, el elefante. Svante Paabo, que trabaja en el muy esperado genoma del neandertal, una especie humana extinta, dice que lo más fácil sería hacer mamuts falsos, aplicando ingeniería genética a elefantes. Tendrían el aspecto de un mamut y los veríamos en los parques de atracciones.

Recreación de un mamut siberiano surgiendo del hielo; la molécula de ADN emerge de su pelo.
Recreación de un mamut siberiano surgiendo del hielo; la molécula de ADN emerge de su pelo.EXHIBITEASE

Receta para un animal extinto

- Secuencia. Definir exactamente la secuencia genética del mamut, como criatura extinta a revivir.

- Cromosomas. Sintetizar en laboratorio todos los cromosomas a partir de la secuencia completa y rodearlos de una membrana nuclear.

- Óvulo. Transferir el núcleo a un óvulo de elefante, el pariente más cercano del mamut, por el mismo método de clonación de la oveja Dolly.

- Útero. Insertar el óvulo en el útero de una elefanta, que llevará a término el embarazo, ya que el tamaño del recién nacido es igual.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_