Güemes se desmarca de la guía que receta castidad contra el VIH

La Comunidad asegura que abrirá una investigación

La guía que condena la masturbación y el aborto y tacha la homosexualidad de "alteración conductual" estuvo casi un año en las consultas de varios médicos del servicio de enfermedades infecciosas del hospital público Carlos III. Meses recetando "castidad" para evitar el contagio del sida y poniendo en duda la efectividad del preservativo sin que saltara ninguna alarma. Hasta ayer. El gerente del hospital ordenó retirar todas las guías, editadas por la Fundación Investigación y Educación en Sida (IES) y firmadas por cinco médicos del servicio, entre ellos el jefe. Tanto el centro como el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, intentaron desmarcarse de su elaboración y distribución. "No es una guía oficial ni autorizada por la Comunidad", aseguró el consejero. "En su elaboración han participado profesionales a título personal y expresando opiniones particulares".

Güemes anunció que abrirá una investigación y aseguró que la distribución de la guía "fue expresamente prohibida por la gerencia del hospital hace un año". A pesar del veto, los libritos, titulados Adolescentes frente al sida: preguntas con respuesta, siguieron en las consultas, "junto a distintas publicaciones dirigidas a pacientes con VIH, como consejos nutricionales o estilos de vida", admitió ayer el presidente de la fundación y jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Carlos III, Juan González-Lahoz, que está convencido de no haberse saltado la prohibición: "No era una distribución activa, las cogía quien quería".

Colaboraciones puntuales

Un portavoz del hospital afirmó ayer que el centro desconocía que las guías habían estado en las consultas todo este tiempo. "La fundación pidió permiso para distribuirlas hace un año y se le negó al no formar parte de las campañas oficiales de la Comunidad". Después, aseguró, nunca se presentó reclamación alguna que pudiera alertar de su existencia. El Carlos III niega cualquier vinculación con la IES, excepto "colaboraciones puntuales en investigación". Sin embargo, la web de la fundación estaba encabezada por los logotipos del hospital y de la Comunidad y proporcionaba la dirección y el teléfono del centro. Esa web había desaparecido ayer. En su lugar podía verse un fondo blanco con la frase "en desarrollo".

González-Lahoz, que insiste en que la guía no tiene nada que ver con el hospital, seguía ayer defendiendo la "base científica" del documento. "Nos apoyamos en estudios y datos", reiteró. También en páginas web, como la de "una asociación de ex homosexuales de Estados Unidos". Añadió que su servicio atiende a muchas personas homosexuales: "Nunca hemos tenido quejas ni hemos discriminado a nadie".

Todos los colectivos gays criticaron ayer el documento. "Esta guía no divulga información científica y objetiva", declaró Cogam. El colectivo explicó en un comunicado que numerosas instituciones "han refutado toda opinión contraria a la eficacia del uso del preservativo para prevenir la transmisión del VIH". Carlos Alberto Biendicho, miembro del Internacional Aids Society, aseguró que presentará hoy una denuncia en la Fiscalía General del Estado contra la fundación por "posible suplantación de la personalidad del servicio de enfermedades infecciosas del Carlos III".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 18 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50