Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BERTRAND DELANOË | Congreso socialista en Francia

Sobrio, seco y... ambicioso

Hace 15 días, Ségolène Royal dio un mitin en París. Apareció transformada, con un dominio de la escena nuevo, controlando los gestos, la voz... Daba la impresión de que había seguido cursos de teatro. El sobrio y seco Bertrand Delanoë, después de que le preguntaran qué le parecía aquella manera dramática de dar mítines, respondió: "A mí es que no me gusta dar el espectáculo". El alcalde de París es todo lo contrario a Royal: pasaría desapercibido en cualquier sitio.

Nació en Túnez hace 58 años. Y lo ha sido todo en el Partido Socialista: secretario de sección, secretario federal, secretario nacional, consejero municipal, diputado, senador... y alcalde. Le falta convertirse en primer secretario y, tal vez, en candidato a presidente. En eso está.

Alcanzó la alcaldía en 2001 por un resultado ajustado. En marzo de 2008 ha sido reelegido por mayoría absoluta. Le apoya, entre otros, el primer secretario saliente, François Hollande. Más de un militante adepto a Delanoë, dada la precaria situación del actual PS, no dejó de pensar si este apoyo no era más perjudicial que beneficioso. De hecho, en las elecciones previas al congreso logró 25,29% de los apoyos. Por detrás de la teatral Ségolène Royal; empatado con Aubry.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de noviembre de 2008