Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Trety aprueba una rebaja del sueldo para evitar despidos

La crisis de Nissan sigue arrastrando a más empresas del sector. La plantilla de la fábrica de Maçanet de la Selva de Trety, que se dedica a elaborar componentes textiles para la automoción, aprobó ayer en referéndum una propuesta de la dirección que consiste en rebajar el sueldo "de forma puntual" a cambio de evitar despidos.

El 60% de sus 823 trabajadores aceptaron dejar de trabajar durante un máximo de 12 días por turnos rotativos. El salario correspondiente a estos días se comenzará a descontar de la paga de beneficios, que es de un mínimo de 300 euros. Si entre enero y junio de 2009 hay trabajo, podrán recuperar parte del sueldo los sábados. La última palabra la tiene la Administración.

Hutchinson, que fabrica componentes para automoción y es proveedor de Nissan, presentó el lunes un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afecta a 400 trabajadores de su planta de Palamós (Baix Empordà). El expediente prevé que más del 80% de la plantilla, de unos 480 empleados, dejará de trabajar varios días desde ahora y hasta el 31 de marzo. Según el portavoz del comité de empresa, Albert Tabernero, las suspensiones se efectuarán de forma "rotatoria" durante un máximo de 22 días. Según el comité, la dirección justifica las suspensiones con la bajada en los pedidos.

La tercera firma en apuros es Plastal Spain. Los 45 despidos del ERE que la empresa ha presentado esta semana ante Trabajo corresponden íntegramente a su planta de Sant Andreu de la Barca, donde la plantilla es de 293 obreros. La firma, que fabrica componentes de plástico para automóviles, también ha presentado un ERE para suspender 231 empleos en 2009. Además, la empresa Alambrex, que manipula varillas de alambre, comunicó ayer el cierre de su fábrica de Sant Adrià de Besòs, donde trabajan 24 personas.

Otro de los últimos ERE, el de Torraspapel, no lo tendrá tan fácil para ser aprobado por las administraciones. El director general de Industria, Jesús Candil, dijo ayer que no admitirá el expediente que plantea la compañía. Candil dijo a los trabajadores de la empresa que el Ministerio de Trabajo no admitirá ERE que se basen sólo en los resultados económicos de una sola factoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de noviembre de 2008