Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una federación ecologista recién creada se lleva la mitad de las ayudas

La Fegama recibe 610.000 euros porque Medio Ambiente cambió el concurso

Se llama Federación Galega de Medio Ambiente (Fegama), nació en noviembre de 2007 y ya recibe la mitad de los cerca de 1,2 millones de euros de subvenciones que reparte la Consellería de Medio Ambiente para 2008 y 2009. La organización, que se desmarca del "ecologismo fundamentalista", agrupa a 30 asociaciones locales de toda Galicia y cuenta entre sus filas con personas vinculadas a Unións Agrarias, el sindicato agrario de UGT. La Fegama ha podido solicitar las ayudas porque la consellería cambió los requisitos de la anterior convocatoria, publicada en 2007. Entonces primaba la antigüedad de las agrupaciones y su actividad durante los últimos dos años, unos criterios que el departamento del socialista Manuel Vázquez ha retirado.

Medio Ambiente ha dado un vuelco al sistema de reparto de subvenciones que aprobó en diciembre de 2006. De primar "las actividades desarrolladas en los dos últimos años", la "antigüedad", la "experiencia en acciones similares" y el número de voluntarios que se movilizan, el departamento de Vázquez ha pasado a pedir como requisitos el "proyecto de actividades que se realizarán", una "previsión de gastos e ingresos" y el "número de entidades federadas".

Este último cambio ha reportado a la Fegama un importante ingreso de ayudas públicas. La convocatoria de este año reserva por primera vez una modalidad de subvenciones destinada en exclusiva a las federaciones de asociaciones ambientales, una condición que sólo cumplen en Galicia la Fegama, la Federación Ecoloxista Galega (FEG) y la Federación Galega de Micoloxía. En el reparto se favorece el número de asociaciones integradas, un aspecto en el que la entidad nacida hace un año gana por goleada, ya que integra a 30 colectivos frente a los 16 de la FEG o las 15 de la federación micológica. La distribución de los 103.000 euros de dinero público de este apartado se realiza así: 99.000 van a parar a la federación recién constituida y 828 a la FEG.

Además de estos 99.000 euros para inversiones en material y trabajo de campo, la Fegama recibe otros 60.000 para gastos de funcionamiento y 20.000 para actividades. Si a estas cantidades se suman los 432.000 euros que ingresan sus asociadas individualmente, la federación percibe unos 610.000 euros. Medio Ambiente subvenciona a la otra federación, la FEG, y sus grupos con unos 50.000 euros y a la suma de asociaciones independientes, con unos 500.000. Adega no recibe dinero porque, según la consellería, presentó la solicitud fuera de plazo.

Entre la convocatoria de 2007 y la de este año las relaciones del conselleiro con el ecologismo también han dado un giro. Las protestas de las organizaciones contra su política ambiental, sobre todo tras el impulso del plan de piscifactorías, han recibido un duro contrataque por parte de Vázquez. Tras la manifestación que congregó en febrero a 5.000 personas en Santiago, el socialista aseguró que estas organizaciones "no representan a la sociedad gallega", sino que defienden "intereses particulares". El conselleiro ha dicho de Adega que es un "salvapatrias barato" y de la Asociación pola Defensa da Ría de Pontevedra que hace "política amarilla".

La Fegama se desmarcará del resto de asociaciones. Su secretario general, Miguel Acuña, que fue durante años responsable técnico de la asociación forestal de Unións Agrarias, explica que la federación fue creada "para tener más fuerza mediática" y que "escapa del ecologismo fundamentalista". Un portavoz de Medio Ambiente defendió ayer la "objetividad" de la convocatoria y justificó el cambio de los criterios en la necesidad de "estimular el movimiento asociativo ecologista" y acabar con los "monopolios". La FEG, que integra a Adega, Verdegaia o la Asociación pola Defensa da Ría de Pontevedra, acusa a Medio Ambiente de "amañar la convocatoria para favorecer un ecologismo a medida".

El sello agrario de UGT

La dirección y representación de la Fegama está en manos de dos técnicos de Unións Agrarias (UU AA) que, según la federación, han roto ya su vinculación con el sindicato agrario de UGT. Miguel Acuña Garaboa, secretario general de la entidad, ha sido durante años responsable técnico de Asefoga, asociación forestal vinculada a UU AA; mientras que María Luz Eyo Gestoso ha ejercido como técnica ambiental del sindicato. La presencia de personas de UU AA en la federación se extiende por las asociaciones que la integran. Representante de la Asociación Naturista da Comarca de Ortegal es Rosa Carrodeguas, secretaria del sindicato en Ortegal; Verónica Rodríguez Vicente es portavoz de la Asociación Medioambiental O Rosal y técnica de Asefoga; Rosa Cobas representa a la Asociación Medioambiental Comarca do Deza y a UU AA para el desarrollo del Plan Leader, una doble representación que compaginan Angel Rodríguez Mirás (Asociación Medioambiental Terra de Melide) y Alejandro Nieto Martínez (Asociación Medioambiental Compostela).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de noviembre de 2008

Más información