Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Chinchón estrena plaza del siglo XV

El Gobierno de Madrid restaura el monumento con casi 2,7 millones

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, inauguró ayer la plaza Mayor de Chinchón, es decir, su rehabilitación integral, en la que el Gobierno autonómico ha invertido 2.695.363 euros y cuatro años de trabajos "primorosos y cuidadísimos", en palabras de Aguirre. En realidad, según su alcaldesa, Luisa María Fernández (PP), las obras concluyeron en enero de 2008 y han pasado diez meses a la espera de acto oficial. "Nunca es tarde si la dicha es buena", apostilla la alcaldesa, "feliz" con el renovado aspecto del recinto, que data del siglo XV. A 45 kilómetros al sureste de Madrid se encuentra uno de los mejores ejemplos de plaza porticada castellana. Construida en los arrabales del pueblo para ferias de ganado, su balconada responde al deseo de los que allí moraban de controlar a sus animales sin salir de casa.

Ha sido financiada con el 1% del presupuesto para obras públicas

Los edificios que componen la plaza, de unos 7.000 metros cuadrados, son de dos y tres plantas, con galerías adinteladas y 234 balcones de madera denominados claros, sustentados por pies derechos con zapatas. Desde su construcción, ha sido mercado, corral de comedias, coso, lugar de ejecuciones y hasta plató de cine. Tiene la peculiaridad, explica Fernández, de que muchas casas tienen un propietario en escritura y el balcón, otro. "Hay dueños de balconadas completas, de claros, de sillas e incluso de media silla", una práctica hoy en desuso. "Los claros son muy codiciados y ya nadie los vende", añade la alcaldesa, que recuerda que por allí pasan 11.000 turistas al mes y toda la vida de la ciudad. Aunque fue sometida a una rehabilitación en los 70, "de menor entidad" según la alcaldesa, en los últimos años andaba necesitada de un lifting. La reforma se inició en 2004 con un estudio de su estado, la primera fase se desarrolló en 2006 y el resto, en 2007 y 2008. Se han restaurado o repuesto maderas, zapatas y cerrajería y se han limpiado las rejas. Además, se han pintado los muros con el tono original, se ha instalado nuevo entablado en las galerías, se han desmontado las cubiertas de los tejados y sustituido toldos y lámparas.

Es la primera gran obra de Patrimonio Histórico financiada con cargo al 1% del presupuesto de obras públicas reservado por ley desde 2005. Aguirre, a la que agasajaron con ajos, ñoras y guindillas, calificó la plaza de "joya única en el mundo" y "espejo en el que deberían mirarse otras plazas mayores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2008