Suspendido por tercera vez el recital de Morricone por culpa del promotor

El organizador tiene deudas con un Ayuntamiento por cancelar otra actuación

Y ya van tres cancelaciones. Primero fue la actuación del 14 de junio en el Auditorio del Campo de las Naciones, luego la del 6 de septiembre en el mismo sitio y ahora la del próximo 7 de noviembre en el Palacio Vistalegre. Primero fue "por la huelga de transportes", que afectaba al traslado del músico italiano Ennio Morricone, luego por "problemas técnicos" y ahora nadie sabe, nadie ha dado una explicación oficial. Lo que iba a ser un concierto del compositor junto al coro del Orfeón Donostiarra con un repertorio de bandas sonoras por él escritas, se ha convertido en una historia peliculera.

El responsable de Sinéctica Comunicación y Eventos, SL, la empresa promotora del concierto, es Alberto Aseguinolaza Alcain, con domicilio en San Sebastián, según los datos de la Seguridad Social.

El responsable de la promotora tiene embargada la casa por impagos

Un tipo "huidizo", según el director del Orfeón Donostiarra, José Antonio Sainz Alfaro, que se enteró ayer por la tarde, contra el dicho que dice que "a la tercera va la vencida", de que esta vez tampoco acompañarían al músico italiano, autor de bandas sonoras como El bueno, el feo y el malo (de Sergio Leone), Novecento (de Bertolucci) o La misión (de Roland Joffé), entre otras muchas.

"Yo vi a Alberto [Aseguino-laza Alcain] una vez, al principio de todo esto, por el mes de junio o así, por aquí sí se le conoce, más o menos", recuerda Sainz Alfaro, "pero nada más, luego vino aquí el agente de Ennio Morricone y estuvimos estudiando el concierto, así que no es todo inventado", se consuela.

Lo cierto es que Aseguinolaza Alcain se dirigió a los responsables del palacio de Vistalegre, en Madrid, para celebrar el tercer concierto. "Contactó con nosotros porque buscaba un espacio donde poder organizar el recital [tras la segunda cancelación]", recuerda el portavoz del Palacio de Vistalegre. "Pero, después de eso, empezó a darnos largas, para no firmar el contrato, para no pagar el precio de la reserva del espacio. Hasta el punto de que hace dos semanas nos vimos obligados a cancelar el concierto sin que este hombre haya dado ninguna explicación", agrega, "más allá de que había problemas con las necesidades del artista", explica el portavoz.

Sin embargo, a las oficinas del Orfeón Donostiarra, en San Sebastián, les llegó ayer un fax de la promotora en cuestión que "atribuía la cancelación a problemas técnicos del espacio, o algo así", recuerda Sainz Alfaro, que se limita a controlar la parte artística del coro.

La historia no termina ahí. Al escurridizo Alberto, a quien ayer trataban de localizar todos los afectados sin éxito, y también este periódico, le están esperando desde principios de octubre en Úbeda (Jaén). Allí, según la versión del ayuntamiento de la localidad, dejó colgadas a 3.000 personas que habían comprado su entrada para ver a El Canto del Loco y se embolsó 30.000 euros que le pagó el propio consistorio -"Dicha cantidad fue abonada por el Ayuntamiento a la empresa citada mediante transferencia de fecha 2 de septiembre de 2008", se lee en la página del consistorio jienense- y no fue devuelta tras la venta de las entradas, como recogía el contrato.

"El concierto estaba previsto para el 2 de octubre. Veinticuatro horas antes recibimos un fax por el que, el manager de El Canto del Loco, nos informaba de que se suspendía el concierto porque la promotora no había cumplido el contrato. Después, Alberto nos comunicaba que suspendía el concierto por la escasa venta de entradas, pero ese no es un argumento legal válido ni que esté contemplado en el contrato", aseguraba ayer Jerónimo García Ruiz, concejal de Festejos del consistorio ubetense.

"Ahora estamos esperando, para emprender acciones legales contra él, a que se cumpla la moratoria de un mes -lo hará el próximo día 10-, que tiene por haber solicitado el aplazamiento, pero esto es una vergüenza", agregaba el concejal.

El número de entradas vendidas, cambiadas o cuyo importe haya sido devuelto en Madrid es aún una incógnita. La empresa Ticktackticket, encargada de la venta, tampoco ha publicado la situación en estos momentos tras tres aplazamientos. En todo caso el aforo del Palacio de Vistalegre es de hasta 14.000 personas y el del Auditorio del Parque Ferial Juan Carlos I, de 9.230 espectadores.

La indefensión de los compradores, manifestada también en cartas a este periódico, ha generado foros en Internet.

Entrada del Palacio de Vistalegre, donde debía ofrecer un concierto Ennio Morricone.
Entrada del Palacio de Vistalegre, donde debía ofrecer un concierto Ennio Morricone.CRISTÓBAL MANUEL

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50