Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Primer plano

Perú, listo para el impacto

Ecuador trata de aumentar el control sobre los bancos

Perú confía en que la crisis internacional no tenga efectos devastadores en su actividad económica, gracias principalmente a la prudencia que ha caracterizado la política fiscal del Gobierno de Alan García y a la solidez de sus reservas de divisas: 34.000 millones de dólares, cifra que supera tanto a su deuda exterior como al total de los depósitos bancarios. La tormenta financiera que viene del norte sí va a provocar una suave ralentización en su ritmo de crecimiento económico, uno de los más altos de América Latina. El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que Perú crecerá este año un 9,2% y que en 2009 se expandirá al 7%. Merryll Lynch rebaja ambas magnitudes al 8,6% y al 5,8%, respectivamente.

La disminución de la actividad económica se notará más en Ecuador debido a su mayor vulnerabilidad a la caída de los precios del petróleo. Según las previsiones del Merryll Lynch, la economía ecuatoriana crecerá un 2,6% en 2009, frente al 6,6% del presente año. El FMI ofrece cálculos distintos y pronostica que la actividad crecerá por igual, un 3%, en ambos ejercicios. El Gobierno de Quito trata de proteger su sector financiero con un aumento de la supervisión de las entidades bancarias y la creación de un fondo de liquidez cuya cuantía aún no ha sido desvelada. El plan, que deberá ser refrendado por el Congreso de transición, de mayoría oficialista, es vista por la oposición como un intento del presidente Rafael Correa por controlar a los bancos privados.

Merryll Lynch pronostica también una clara desaceleración de la actividad en Uruguay, cuya economía crecerá en 2009 tan sólo un 3,4%, frente al sólido 8,3% de este año. "Ya se está observando una desaceleración de la economía uruguaya", declaró el viceministro de Economía, Andrés Masoller, tras informar al presidente Tabaré Vázquez y al Consejo de Ministros sobre el cambio de escenario económico. El dólar ha subido un 21% frente a la divisa uruguaya desde agosto y la crisis comienza a sentirse en la calle. La caída del real brasileño ha hecho caer sustancialmente las compras efectuadas por los vecinos del norte, principal fuente de ingresos de muchos uruguayos.

En Paraguay, las dificultades para acceder al crédito se están notando especialmente en el sector agrícola, clave para la economía del país. Según los expertos, faltan 2.000 millones de dólares para afrontar la campaña 2008-2009. El ministro de Hacienda paraguayo se reunirá próximamente con su homólogo de Brasil para buscar una salida conjunta a la crisis. Con su nuevo presidente, Fernando Lugo, al timón, Paraguay busca de su vecino un apoyo de 150 millones de dólares para apuntalar la economía nacional.

La economía centroamericana, por su parte, es de las que más sufrirán el embate de la crisis internacional por su gran dependencia de EE UU. La previsible recesión en ese país traerá consigo una caída de las exportaciones de productos centroamericanos hacia el norte, así como una disminución de los envíos de remesas de los emigrantes, fundamentales para la supervivencia de muchas economías familiares. La inversión directa extranjera se resentirá.

La República Dominicana teme que su amplio sector turístico se vea afectado por una desaceleración de sus principales mercados. Los expertos recomiendan austeridad al Gobierno de Leonel Fernández.

Otros países

- Perú afronta la crisis con una política fiscal prudente y unas divisas de 34.000 millones de dólares, superior a su deuda externa.

- Ecuador experimentará una ralentización económica por la caída de los precios del petróleo.

- Centroamérica sufrirá más por su gran dependencia de EE UU. El comercio y las remesas disminuirán.

- República Dominicana teme que la crisis perjudique a su importante sector turístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2008

Más información