Crisis financiera mundial | Los planes de ayuda

EE UU inicia la nacionalización parcial de sus bancos

La tensión que desde hace meses sufre el mercado de crédito podría empezar a aliviarse ya esta semana, cuando comiencen a fluir las primeras inyecciones de dinero público hacia las nueve mayores firmas de Wall Street y una decena de entidades regionales. El Departamento del Tesoro da así el pistoletazo de salida al proceso de nacionalización parcial del sistema financiero en EE UU.

El acuerdo se firmó la pasada madrugada y hacia estos nueve bancos se movilizarán en días 125.000 millones de dólares, que servirán al Tesoro para hacerse con una participación en su capital. También se está facilitando desde Washington financiación a grandes bancos regionales, con lo que las firmas en cola para hacerse con fondos públicos suman ya la veintena.

Más información

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, quiere movilizar hasta 250.000 millones para la compra directa de acciones en los bancos de los 700.000 millones presupuestados en el plan de rescate de Wall Street. Y en una fase posterior, el Gobierno de EE UU espera empezar a usar en torno a 100.000 millones para hacerse con los activos tóxicos que contaminan sus balances.

Devolver la confianza

Es el primer gran paso en la puesta en práctica del plan de salvamento pactado el pasado 3 de octubre por el Congreso y la Casa Blanca, con el que se espera romper con el coágulo que tiene atorado el mercado de crédito y devolver la confianza al mercado. La intervención de Washington podrá acelerar además el proceso de consolidación de la industria financiera.

Pero los bancos no son los únicos interesados en estos fondos. Las automovilísticas General Motors, Ford Motor y Chrysler también miran al Gobierno de EE UU buscando dinero fresco para evitar la bancarrota. Es más, en Detroit esperan poderlo utilizar para financiar una eventual fusión. La Casa Blanca precisó ayer que el dinero está disposición de sus divisiones financieras.

David Nason, asistente del secretario del Tesoro, uno de los arquitectos del plan, explicó que hay compañías de seguros, bancos extranjeros y otras industrias que están solicitando la asistencia de Washington. "Estamos estudiando sus peticiones", aclaró.

La acción del Tesoro para estabilizar el mercado de crédito irá de la mano de una más que previsible rebaja de tipos de interés, de hasta medio punto porcentual, al 1%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 27 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50