El consejo de Caja Madrid abre dividido su proceso electoral

El plan de Aguirre de reformar la Ley de Cajas para derribar a Blesa fractura la unidad en los bloques de PP y PSOE

La tensión sube en cada consejo de administración de Caja Madrid que se celebra. Desde que se conoció que Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, quería sustituir a Miguel Blesa de la presidencia de Caja Madrid, se ha abierto una lucha interna por el poder. En esta batalla se ha reflejado la pelea interna del PP de Madrid, con los partidarios de Aguirre por un lado, y de Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid, por otro.

14 consejeros votaron con Blesa y siete en contra de iniciar el proceso electoral

Ayer se celebró el último capítulo. Blesa sometió a votación la apertura del proceso electoral, un asunto que no debía tener mayor trascendencia. Sin embargo, el consejo se dividió en dos, con clara victoria para el presidente. Por un lado, votaron contra la apertura del proceso electoral cuatro de los ocho consejeros del PP (José Manuel Fernández Norniella, Estanislao Rodríguez Ponga, Mercedes Rojo y Ricardo Romero de Tejada), los más fieles a Aguirre. Además, estuvieron en contra otros tres de los cuatro del PSOE: José María de la Riva, Ramón Espinar y José María Arteta, próximos a Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños. A favor del proceso electoral se manifestaron los hombres del PP cercanos a Gallardón, como Jesús Pedroche, Mercedes de la Merced y el propio Blesa, además de Alberto Recarte, el socialista Antonio Romero, los representantes de CC OO, IU, UGT, la Confederación de Cuadros, el representante de la pequeña empresa, Guillermo Marcos y el de CEIM, Gerardo Díez Ferrán.

¿Por qué esta división? Estanislao Rodríguez Ponga justificó su voto porque no había estudiado a fondo la propuesta del presidente, pese a que estaba en el orden del día, y que no conocía las implicaciones que tiene en los representantes de la Asamblea. En un ambiente de cierta tensión, no hubo más intervenciones relevantes por parte de los consejeros del PP. Tampoco los tres del PSOE justificaron de manera detallada su posición contraria.

Lo que se esconde detrás de esta disputa es frenar una posible reforma legal promovida por el Gobierno de Esperanza Aguirre. De llevarse a cabo, el Ejecutivo regional, que ya ha tanteado al PSOE para la reforma, incrementaría su influencia en el nombramiento de representantes en la Asamblea. Esto es lo que quiere evitar Blesa y buena parte del consejo que le apoya para que siga como presidente.

Fuentes de la entidad aseguraron que lo único que se ha hecho es iniciar el proceso. "Incluso", recuerdan "en 2002 se empezó en septiembre, por lo que no puede extrañar a nadie que se abra ahora este tema". Según la legislación actual, en 2009 hay que renovar una parte de los miembros de la asamblea general de representantes de los sectores de Corporaciones Municipales, Entidad Fundadora, Asamblea de Madrid y Entidades representativas.

Para que las elecciones puedan celebrarse en 2009, según la caja, la ley establece que, a propuesta del consejo, la Asamblea debe acordar la designación de las entidades representativas y el número de representantes por cada una de ellas. La Asamblea, convocada para el 10 de noviembre de 2008, cumplirá el precepto legal para que puedan renovarse los órganos de gobierno, en lo relacionado con el sector de entidades representativas. En total se renovarán 172 consejeros generales, que serán los que designen a sus 12 representantes en el consejo. En el caso de que Miguel Blesa se presente a la reelección como presidente, sólo necesitará la mayoría simple, es decir, 11 de los 21 votos del consejo.

La entidad compra el 10% de SOS

Caja Madrid ha llegado a un acuerdo para adquirir el 10,5% del capital de SOS Cuétara a través de una ampliación de capital, lo que le supondrá un desembolso inicial de 133,5 millones y le permitirá contar con tres puestos en el consejo de administración del grupo alimentario.

Según informó SOS a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entrada de Caja Madrid, a través de su Sociedad de Participación y Promoción, permitirá que la empresa española de aceites y arroz amortice parte de la deuda correspondiente a la adquisición del grupo italiano Bertolli, que compró el pasado mes de julio.

Caja Madrid ha fijado un precio de adquisición inicial de 9,25 euros por acción, aunque dicho precio "puede ser modificado en función de la cotización de SOS Cuétara a la fecha de desembolso de la compra de Bertolli".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50