Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Concentraciones en el sector

La UE exime a la banca de ajustar el valor de sus activos al mercado

Los Veintisiete acordaron ayer de manera unánime revisar las normas contables vigentes en la UE para eximir a los bancos de la obligación de ir devaluando sus activos en función de su valor de mercado. El objetivo de esta modificación es mitigar las consecuencias de las turbulencias en las entidades europeas y situarlas en las mismas condiciones que sus competidores del otro lado del Atlántico, donde ya se había rebajado esa exigencia.

La enmienda de la normativa contable, que parte de una propuesta de la junta de normas internacionales de contabilidad (IASB), permitirá a los bancos reclasificar sus activos, de la categoría de "negociables" -que deben ser contabilizados en función de su cotización- a la reservada a las inversiones a más largo plazo.

Esta posibilidad será de aplicación ya en los resultados del tercer trimestre de 2008, que las entidades comenzarán a presentar en las próximas semanas. La Comisión Europea subrayó en un comunicado que la crisis actual justifica el recurso a la reclasificación por parte de las entidades.

Más problemas

La obligación de incluir en sus cuentas consolidadas la evaluación de los títulos accionariales, bonos y derivados con su valor de mercado ha generado "problemas", según fuentes comunitarias, a los bancos europeos, que han tenido que recortar a la baja muy rápidamente el valor de sus activos en un contexto de mercados muy volátiles.

El responsable europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, destacó la rápida respuesta de la Comisión, impulsora de la modificación, a la petición de los Veintisiete, que solicitaron la semana pasada la revisión de las normas contables para adaptarlas a la situación en Estados Unidos.

Dada la persistencia de las turbulencias en los mercados financieros, Bruselas se comprometió a seguir vigilando todas las cuestiones relacionadas con la contabilidad que pueden afectar a la estabilidad del sector financiero.

En los próximos días, el Ejecutivo de la UE organizará una reunión con todos los actores responsables de la aplicación de la normativa contable en Europa para evaluar la situación y estudiar eventuales modificaciones en lo relativo a los productos derivados y los seguros, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008