Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | La reacción de los mercados

Las promesas de los Gobiernos alivian el Euríbor y hacen subir las Bolsas

El Ibex retorna a los 10.000 puntos - El Euríbor diario baja por tercer día consecutivo - El BCE celebra la primera subasta semanal de liquidez ilimitada

El Euríbor y las Bolsas tienen una cosa en común: en ambos lo que hay en juego es dinero. Por eso, tanto uno como otro son indicadores sensibles cuyas subidas y bajadas son la respuesta a todo un cúmulo de acontecimientos. Las medidas puestas en marcha por los Gobiernos de diferentes países de medio mundo han calmado los ánimos de inversores y entidades. Las Bolsas europeas continuaron con las subidas recuperadas el lunes, y el Euríbor, indicador extraído del interés de los préstamos interbancarios, bajó por tercer día consecutivo.

La subasta semanal del BCE ha sido la mayor desde diciembre de 2007

Para ser inversor en Bolsa, desde enero hay que tener un corazón a prueba de bombas. En sólo 10 meses, el selectivo español Ibex 35 ha batido su propio récord de caída dos veces. El de máxima subida, otras dos. La última vez para ambos casos, en los últimos cuatro días. El lunes, el alza del 10,65% respondía al anuncio por parte de diferentes Gobiernos de la Unión Europea de medidas para superar la crisis. Ayer el optimismo seguía reinando en el parqué español, tras desgranarse los primeros detalles del plan del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

El Ibex sobrepasó de nuevo los 10.000 puntos perdidos el miércoles y cerró con un alza del 2,70%. BBVA, Popular y Mapfre fueron los valores más premiados, con alzas en todos los casos por encima del 6%. Los selectivos más importantes del Reino Unido, Francia y Alemania también cerraron en verde, con bancos como Barclays, Société Générale y Deutsche Bank a la cabeza de las ganancias del día.

Tras el atracón alcista del lunes, los mercados estadounidenses estuvieron ayer más negativos y acogieron con cautela la medida anunciada por su Gobierno, que dedicará, dentro del plan de rescate, 250.000 millones de dólares (182.000 millones de euros) a comprar acciones preferentes de las principales entidades del país. El Dow Jones caía un 3% a una hora del cierre.

También los bancos parecen respirar más tranquilos. El aval de 100.000 millones de euros prometido por el Gobierno para facilitar los créditos interbancarios, que en Alemania asciende a 400.000 millones y en Francia a 320.000, tranquiliza a las entidades, que abren el puño a la hora de prestarse el dinero unas a otras.

El Euríbor, que es en realidad un índice calculado mediante el interés al que 64 bancos de la zona euro realizan los prestamos a otras entidades, bajó por tercer día consecutivo. Su indicador diario se situó al cierre de ayer en el 5,358%, seis centésimas por debajo del lunes y más de una décima menos que al empezar el mes. La media de octubre, con la que se calcularán los intereses de los préstamos hipotecarios que deban ser revisados el mes que viene, queda de momento en el 5,477%, frente al 4,647% al que estaba el mismo mes de 2007, pero por debajo del de septiembre. El Euríbor a tres meses también retrocedió, en su caso ocho centésimas hasta el 5,235%.

El Banco Central Europeo (BCE) puso su granito de arena en la marcha optimista de la economía ayer. Por la mañana adjudicó 310.411 millones de euros a un tipo de interés fijo del 3,75% en la subasta semanal ordinaria con vencimiento el 22 de octubre, la primera que se celebra sin límite de cantidad para las entidades y tras la bajada de los tipos de interés oficiales. Ambas medidas fueron anunciadas la pasada semana, tras la acción conjunta llevada a cabo junto a los organismos centrales del Reino Unido, Estados Unidos, Suiza y Suecia. El montante adjudicado ayer es el mayor subastado desde diciembre de 2007. Según informó el organismo, 604 bancos comerciales participaron en esta operación de refinanciación.

El BCE ha introducido también cambios en los intereses de distintas operaciones. El tipo de interés de la facilidad marginal de crédito, por el que el BCE presta el dinero, se reducirá de 1 punto sobre el tipo de interés oficial a 0,5 puntos (por tanto, se sitúa en el 4,25%).

Al mismo tiempo, el tipo de interés de la facilidad de depósito, por el que el Banco Central Europeo remunera el dinero que recoge de las entidades, se pagará ahora 0,5 puntos por debajo que el tipo oficial, y no 1 punto por debajo como antes (es decir, que queda al 3,25%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 2008