La Kutxa retrasa su asamblea a la espera de la fusión con la BBK

La fusión a dos entre la Kutxa y la BBK camina poco a poco, toda vez que sus promotores aún no han alcanzado el respaldo de los dos tercios de las asambleas de ambas cajas necesarios para modificar sus estatutos y propiciar la integración. El sindicato CCOO, clave para poder completar la fusión, ya advirtió el pasado mes de septiembre que alcanzar un acuerdo llevará tiempo y que precipitarse en la convocatoria de ambas asambleas podría frustrar el proyecto. La Kutxa ya ha decidido retrasar su asamblea general, prevista inicialmnente para el día 24, ya que el objetivo es incluir en el orden del día la modificación de los estatutos necesaria para el pacto.

Fuentes de la Kutxa indicaron ayer que la asamblea general ordinaria aún no ha sido formalmente convocada, aunque en principio estaba prevista su celebración para el 24 de octubre, informa Efe. Sin embargo, la caja guipuzcoana ha decidido posponer esta convocatoria hasta finales de noviembre o principios de diciembre. El objetivo es que en la sesión pueda someterse ya a votación el cambio de estatutos, que precisaría el apoyo de dos tercios de los compromisarios presentes en la asamblea general. Este órgano de la caja está integrado por 100 miembros, por lo que precisaría un respaldo de 67 votos si la asistencia fuese total.

Contactos abiertos

En el caso de la Kutxa, parece claro el apoyo de PNV y EA (51 compromisarios), por lo que todavía precisan más apoyos, que podrían buscar entre los nueve representantes de CCOO, los tres de EB, los dos del colectivo independiente Pixkanaka y el de Aralar, con lo que todavía faltaría un voto más para alcanzar la cifra de 67. Los responsables de la caja mantienen las reuniones con todas las partes interesadas. De hecho, hoy se verán por segunda vez con una delegación del PP a petición de la propia dirección de la Kutxa.

Tras la oposición pública mostrada por el PSE y el PP a esta fusión a dos, queda por ver también qué hará la candidatura Banatuz, afín a la izquierda abertzale, que cuenta con 12 miembros en la asamblea general. Fuentes de Banatuz asegurado que aún no han decidido el sentido de su voto, ya que están a la espera de que se atiendan los "requisitos" que fijaron para respaldar un proceso de fusión, entre ellos un cambio en la política de la Obra Social que debe reforzarse y "centrar su actividad en Euskal Herria".

Estas fuentes reiteraron, no obstante, su "disposición a negociar" con la dirección de la Kutxa, con la que ya se han reunido dos veces. El sindicato nacionalista ELA ya ha mostrado su rechazo a la fusión a dos bandas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de octubre de 2008.