Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El juicio del 'caso Ibarretxe'

El tribunal rechaza pedir las actas de la tregua al centro suizo que las custodia

La sala autoriza que testifiquen Zapatero, Aznar, Rubalcaba, Egiguren y Reid

El tribunal que juzgará al lehendakari, Juan José Ibarretxe, y al líder del PSE, Patxi López, por sus reuniones con la ilegalizada Batasuna ha rechazado pedir la actas de la negociación entre ETA y el Gobierno relacionadas con las citas mantenidas en 2006 entre los dirigentes de la izquierda abertzale y los socialistas vascos durante la última tregua de la organización terrorista. Custodia dichas actas el centro suizo especializado en mediación y resolución de conflictos Henri Dunant, que intervino en el fallido proceso del final dialogado de la violencia.

El presidente del Gobierno y su antecesor podrán declarar por escrito

La acusación popular del Foro Ermua había solicitado esta prueba anticipada a la celebración de la vista, pero la sala que preside el magistrado Manuel Díaz de Rábago la considera no pertinente en el auto que hizo público ayer. Por contra, ha dado luz verde a petición de la defensa de Ibarretxe de que declaren como testigos el ex presidente del Gobierno central José María Aznar; su sucesor, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Todos ellos pueden acogerse a su derecho de declarar por escrito y no acudir a la sala de vistas.

Los letrados del lehendakari apuntaron en su día en el correspondiente escrito que tanto Aznar como Zapatero han presidido gobiernos que "hablaron con ETA y con Batasuna".

También declararán el sacerdote redentorista norirlandés Alec Reid, testigo solicitado por la defensa de los cinco dirigentes de Batasuna, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y uno de los pesos pesados de las negociaciones entre el Gobierno español y la organización terrorista: el presidente del PSE, Jesús Eguiguren. A ellos se suma el ex ministro del Interior y ex líder del PP vasco Jaime Mayor Oreja. Todos estos testigos han sido citados por la defensa de Ibarretxe.

Los letrados del lehendakari quieren demostrar en el estrado la "legitimidad del diálogo para acabar con la violencia" y que "el diálogo no está penado en ningún lugar del mundo", según declaró en su momento la portavoz del Ejecutivo autónomo, Miren Azkarate.

Las actas de la tregua que el Foro Ermua quería que se viesen en el juicio se refieren a "documentos cuya existencia se afirma desconocer" y en cualquier caso están relacionadas con "reuniones que no son las que constituyen el hecho que se imputa como criminal en esta causa", argumenta el tribunal en el auto difundido ayer. Alude así a los contactos secretos entre Batasuna y el PSE en los años previos al alto el fuego que ETA decretó en marzo de 2006 y las reuniones entre los enviados del Gobierno central y la organización terrorista para "conseguir que Batasuna pudiera actuar públicamente sin las restricción derivadas de su ilegalización", según recordaba en su petición el Foro Ermua.

Lo que se va a juzgar a partir de las 9.30 del próximo 8 de enero son las citas con luz y taquígrafos que se produjeron entre tres dirigentes de la ilegalizada Batasuna, entre ellos Arnaldo Otegi y Pernando Barrena, y el lehendakari el 19 de abril de 2006 en la sede de la Presidencia del Gobierno en Vitoria y entre los responsables del PSE Patxi López y Rodolfo Ares con una delegación de la izquierda abertzale, encabezada iguamente por Otegi, el 6 de julio de 2006 en San Sebastián.

Las tres defensas de los seis imputados piden su libre absolución, al igual que la Fiscalía, que asegura que ninguno de ellos cometió acto alguno de desobediencia a la prohibición de actividades de Batasuna ordenada por el Tribunal Supremo tras su ilegalización.

El Foro Ermua pide dos años y nueve meses de cárcel para Ibarretxe, nueve meses para los dirigentes del PSE y entre uno y cuatro años para los de Batasuna, además de penas de inhabilitación. Dignidad y Justicia, la otra acusación popular, pide de uno a tres años de cárcel para los encausados.

Casi 30 meses para un proceso

Éstas son las fechas más relevantes del proceso contra el lehendakari Ibarretxe, los socialistas Patxi López y Rodolfo Ares y cinco miembros de la izquierda abertzale:

- 27 de abril de 2006. El Foro de Ermua interpone una querella en el Tribunal Superior contra Ibarretxe, Arnaldo Otegi, Pernando Barrena y Juan José Petrikorena por la reunión que mantuvieron ocho días antes.

- 6 de julio de 2006. Patxi López y Rodolfo Ares se reúnen en un hotel de San Sebastián con tres representantes de la izquierda abertzale (Otegi, Olatz Dañobeitia y Rufi Etxeberria).

- 12 de julio de 2006. El Foro de Ermua se querella también contra López y Ares.

- 31 de enero de 2007. Ibarretxe declara por primera vez como imputado ante el Superior.

- 19 de abril de 2007. López y Ares prestan declaración en el tribunal, al igual que Otegi, Etxeberria y Dañobeitia.

- 9 de julio de 2007. Las defensas piden el archivo de la causa.

- 27 de julio de 2007. El Superior desestima un recurso de Otegi, al que se adhieren los demás acusados, contra la causa.

- 30 de octubre de 2007. El juez instructor decreta la apertura del juicio oral contra Ibarretxe, López, Ares y los cinco dirigentes de Batasuna.

- 5 de noviembre de 2007. La Fiscalía pide la absolución de todos los procesados en su escrito de conclusiones.

- 3 de diciembre de 2007. El Tribunal Supremo archiva el caso de las cesiones de crédito (caso Botin) por considerar que no se puede abrir juicio oral en causas abreviadas tan sólo a instancias de la acusación popular, como sucede en el caso Ibarretxe. Sin embargo, toma una decisión diferente para condenar a Atutxa.

- 7 de marzo de 2008. Se constituye la Sala 77, que decide sobre las recusaciones contra los magistrados de la causa.

- 26 de mayo de 2008. El Superior designa a Antonio Subinas, Juan Carlos Benito-Butrón y Manuel Díaz de Rábago como los ponentes del tribunal que se encargará de juzgar el caso. Tras el pro9ceso de reusaciones, la sala queda defintivamente formada el pasado 17 de septiembre.

- 6 de octubre de 2008. El tribunal fija el inicio de la vista oral para el 8 de enero de 2009.

El delito y su pena

- El lehendakari, Juan José Ibarretxe, Patxi López, Rodolfo Ares y los cinco dirigentes de Batasuna se sentarán en el banquillo como cooperadores (los tres primeros) y autores (los miembros de la izquierda abertzale) de un supuesto delito de desobediencia del artículo 556 del Código Penal.

- Dicho artículo establece que "los que, sin estar comprendidos en el artículo 550 [que hace la definición general del delito de atentado a la autoridad], resistieren a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren gravemente, en el ejercicio de sus funciones, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a un año".

- Las dos acusaciones populares entienden que ese delito de desobediencia se cometió porque sus reuniones en 2006 vulneraron la ilegalización de Batasuna por el Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 2008

Más información