Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi suprimirá 50.000 plazas de maestros

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, planea suprimir a partir de 2009 la mayor parte de las plazas de maestros de asignaturas especializadas y limitar la cantidad de profesores de primaria a sólo uno por aula. La reforma también reduciría la semana escolar en casi un 50%, lo que trastornará la vida de los padres de los 2,8 millones de niños italianos de entre 6 y 10 años.

Regresar a este modelo, abandonado hace 30 años, ayudará al país más endeudado de Europa a ahorrar 7.000 millones de euros al año. Por lo menos desaparecerán unos 50.000 puestos de trabajo en las escuelas primarias, según Rino di Gennaro, director de Gilda, un sindicato que representa al 15% de los profesores de primaria de Italia. La ministra de Educación, Mariastella Gelmini, argumenta que, a la larga, el país estará mejor.

"Italia está dividida en dos", dijo Gelmini el pasado jueves cuando llegó a una barricada de manifestantes apostados frente a sus oficinas en Roma. "Una Italia quiere profesores mejor pagados y una mejor enseñanza. La otra es simplemente un pequeño grupo de pusilánimes. No les voy a hacer caso".

Protestas nocturnas

Los maestros y padres de familia han protestado por los recortes de empleo, que afectarán a 18.163 escuelas primarias públicas y a 240.000 empleados. El sindicato CGIL, el más grande de Italia, ha amenazado con convocar una huelga general en las escuelas si los legisladores, que actualmente debaten el plan en el Parlamento, no lo moderan.

En la apertura del curso escolar, el 15 de septiembre, los maestros se vistieron de negro para recibir a los padres que llevaban a sus hijos a la escuela primaria Capón, en Florencia.

Quienes se oponen están dando pocas señales de estar cediendo. Este jueves los maestros realizaron una manifestación que duró toda la noche en 25 colegios de primaria de Roma con el lema Día de No Gelmini.

"Las amenazas de tomar las calles con huelgas no me impresionan", dijo Berlusconi. "Tienen el efecto opuesto: me motivan todavía más a seguir por este camino". El primer ministro tiene la mayoría más amplia de la democracia moderna de Italia: 340 escaños en la Cámara baja, que cuenta con un total de 630.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008