Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve muertos en un atentado antirruso en Osetia del Sur

El presidente de la región separatista acusa a Georgia

Nueve personas perecieron ayer, entre ellas siete militares rusos, y otras ocho resultaron heridas en Tsjinvali, la capital de la república independentista de Osetia del Sur, al estallar una carga explosiva colocada en un vehículo. El incidente ocurrió poco después de las cuatro y media de la tarde (dos horas menos en España), según confirmaron por teléfono a esta corresponsal vecinos del lugar del suceso, el antiguo acuartelamiento de los pacificadores rusos, cercano a la estación ferroviaria de la ciudad.

"La explosión destrozó los cristales que habíamos colocado para sustituir a los que se hicieron añicos durante el ataque georgiano de agosto", explicó Zveta, una vecina, que dijo haberse vuelto a refugiar ayer en el sótano de su casa en compañía de su familia, incluidos dos asustados niños. El cuartel de los pacificadores rusos fue atacado por las tropas georgianas en la noche del 7 al 8 de agosto.

El presidente de Osetia del Sur, Eduard Kokóity, responsabilizó a Georgia del incidente y acusó a aquel país de practicar el "terrorismo de Estado". "No hay ninguna duda de que este acto terrorista ha sido cometido por los servicios secretos georgianos", dijo Kokóity a Interfax.

La explosión tuvo una potencia de cerca de 20 kilos de trotilo y, según el Ministerio de Defensa de Rusia, se trata de un "acto terrorista cuidadosamente preparado" con el fin de boicotear el plan Medvédev-Sarkozy. En un comunicado citado por la agencia Interfax, el citado ministerio explicó que una patrulla rusa había detenido dos coches con matrícula georgiana y a cuatro personas sin documentos en la localidad de Disevi (a seis kilómetros de Tsjinvali). Según la versión rusa, en los vehículos fueron descubiertas armas de fuego y granadas y con objeto de proceder a un registro más minucioso e identificar a sus ocupantes, éstos fueron conducidos al "cuartel de las fuerzas mixtas de pacificación", tal como Moscú designa a los antiguos pacificadores que actuaban en el marco de un acuerdo con Georgia antes de que estallara la guerra. A resultas de ésta Rusia rompió relaciones con Georgia y reconoció unilateralmente a Osetia del Sur como Estado. Todos los heridos fueron trasladados en helicóptero a Rusia, según manifestó el general ruso, Marat Kulajmétov, responsable de los antiguos pacificadores en Osetia del Sur.

La explosión en Tsjinvali es semejante a un ataque terrorista que ocurrió recientemente en Sujumi, la capital de Abjazia (el otro territorio independentista reconocido como Estado por Rusia tras la crisis de agosto), según informó el Ministerio del Interior de Osetia del Sur. Este departamento aseguró que tiene indicios de que los servicios secretos georgianos han preparado 18 coches llenos de explosivos para cometer actos terroristas en Osetia del Sur y Abjazia. Otro atentado se cometió ayer por la mañana en Osetia del Sur, concretamente en el distrito de Leningorsk, y en él resultaron heridas dos personas.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Georgia emitió un comunicado acusando a Rusia de organizar el acto terrorista como "una provocación para demorar la retirada de las tropas rusas de la zona de conflicto". Esta retirada debe concluir para el 10 de octubre y en los puestos de los antiguos pacificadores rusos se instalarán observadores de la UE que ya se encuentran sobre el terreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008