Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición duda de la validez del plan de Olano contra la crisis

El PSE critica la "falta de cohesión" del Gobierno foral

El diputado general de Guipúzcoa, el peneuvista Markel Olano, tuvo que escuchar ayer en las Juntas Generales que su Gobierno es débil, adolece de falta de cohesión y se muestra "incapaz de gobernar". Todos los grupos de la oposición pusieron en duda la validez de las medidas que anunció la víspera para hacer frente a la crisis económica, además de criticar el modo con que el Ejecutivo foral (PNV-EA) había escenificado los días previos el pacto fiscal logrado para esta provincia.

En el turno de réplica del debate de política general, el portavoz socialista, Iñaki Arriola, censuró la debilidad y la división de un ejecutivo nacionalista "con pocas ideas sobre la mesa y sin ninguna medida nueva para hacer frente a la crisis".

Con respecto al Impuesto de Sociedades, mostró su "decepción" por bajar el tipo al 28% y añadió que EA, defensora hasta ahora del 30%, "no ha sabido resistir las presiones del PNV y ha utilizado la situación económica adversa como excusa para evitar una crisis de Gobierno accediendo al tipo a aplicar sobre los beneficios que quiere el PNV".

El dirigente socialista censuró al diputado general por arrinconar a los sindicatos y preferir a las organizaciones empresariales en el proyecto Gipuzkoa Aurrera. Arriola, no obstante, tendió la mano a Olano para colaborar en la elaboración de unos presupuestos austeros.

La portavoz del PP, Regina Otaola, aseguró que a Olano "le viene grande el puesto" y deja que otros opinen por él, tras lo que ha sostenido que el tipo del 28% resulta "alto". También le acusó de ser "incapaz de gobernar Guipúzcoa", porque "todos sus esfuerzos los dedica a promover el proyecto de Ibarretxe".

Mikel Izagirre incidió en la desacertada política fiscal del Ejecutivo foral, cuyas medidas van a suponer una pérdida de recaudación de 345 millones en total. También censuró que las "infraestructuras faraónicas" no van a contribuir a "sacar a Guipúzcoa de su atasco".

Por su parte, Rebeka Urbera, de Aralar, acusó a Olano de gestionar un gobierno "de conveniencia", en el que el PNV y EA "hacen vida por su lado". Y criticó su política de favorecer a los que más tienen y "debilitar el sistema social mediante las privatizaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2008