Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:KEPA JUNKERA | Músico

"Llevo toda mi vida de año sabático, porque hago lo que me gusta"

Estrella Morente, Loquillo, Ana Belén, Dulce Pontes, Miguel Bosé, Llach o Aute son algunos de los invitados de Kepa Junkea en Etxea, disco que le ratifica como destacado embajador de la música de raíz vasca. Relecturas de 27 canciones tradicionales llenan el álbum doble, con prólogo de José Saramago, que el trikitilari destapó ayer y sólo repasará en vivo los días 22 y 23 de diciembre en el Teatro Arriaga de Bilbao.

Pregunta. ¿Cómo surge esta idea?

Respuesta. Desde hace años quería hacer algo sobre estas músicas que, cuando dejé de tocarlas en romerías, he seguido tocando en mi casa, o a mis hijos, o en proyectos como el Pub ibiltaria de Oskorri. Me apetecía darles una vuelta.

P. El disco no suena a romería ni a kalejira.

"La crisis viene cuando no están planificadas las cosas"

"Me apetecía dar una vuelta a músicas que he seguido tocando en mi casa"

"Necesitaba contar las experiencias de todos estos años fuera de Euskadi"

R. No. Al contar con estos grandísimos músicos he buscado aportar algo complementario, un nuevo aire, una forma nueva de sentir esta música. Michel Camilo le da el punto suyo, Chano Domínguez la acerca al mundo de la copla, y Antonio Chainho, al del fado.

P. Dice querer "romper barreras sociopolíticas". ¿Etxea es más que un puñado de canciones que busquen entretener?

R. Hay que leer entre líneas. Cada persona hace su lectura de todos estos proyectos, y yo necesitaba también contar las experiencias de todos estos años fuera de Euskadi. Cuando venía de tocar, alguna gente me decía: "¿Cómo les puede gustar esto allí?" Y nuestra música es bellísima. A todos estos artistas les encantan estas melodías. Les puede gustar el Triste bizi naiz eta, igual que James Taylor, los Rolling o Jim Morrison.

P. Extraña ver un disco suyo en el que la trikitixa no sea protagonista. ¿Ha recorrido ya todo el camino como trikitilari?

R. No. De hecho, tengo muchas ideas que irán complementando a esta. Mi carrera la veo como un Tetris que se va construyendo, y ésta es otra pieza. Además, en Etxea hay trikis de sobra, aunque el piano es el sonido dominante, y luego están las voces, los timbres y texturas. Hay pocos discos en los que puedes oír tal variedad, y esa sensación es muy bonita para el oído.

P. Saramago dice en el prólogo que esta grabación "apuntará nuevos rumbos en la composición y en la interpretación musical". ¿Es esa su intención?

R. No. Saramago ha sido muy generoso. Aunque si puede aportar algo, bienvenido sea. Hay quien escucha una canción simplemente para rellenar un hueco en su día, otros viajan a través de esa música, y otros verán una posibilidad nueva de producción en nuestra cultura.

P. ¿Qué tiene de novedoso?

R. Para mí, el ir a por una música sin complejos y buscar un concepto muy limpio, dejando respirar las canciones, sin rellenarlas en exceso. Aunque pueda parecer una superproducción, vas canción por canción y son casi como delicatessen, en cuanto a concepto musical.

P. ¿En alguna pieza hay más pasión que compromiso?

R. Compromiso es una palabra que no entra en este trabajo. Para mí hay reto, responsabilidad, cariño, generosidad, pasión, entrega.

P. El logotipo de una caja de ahorros luce en la contraportada de Etxea. ¿Mantiene que el patrocinio resulta indispensable para manejarse hoy con soltura en el mundo de las artes?

R. Los patrocinadores son importantes mientras respeten tu libertad. Si estuviese con una multinacional, estarían pendientes de cuántos discos tengo que vender.

P. ¿No se plantea metas a nivel de ventas? El disco hay que amortizarlo.

R. Para mí está superamortizado ya a nivel de sensaciones. Esto no lo hago pensando exclusivamente en ventas, aunque soy profesional y el arrope del público y de la crítica es un aliciente para seguir.

P. Regenta un estudio de grabación [Balea] y una agencia de promoción de artistas [Kap]. ¿La crisis afecta por igual al artista y al empresario?

R. No lo sé. Si lo haces bien, no hay crisis. La crisis viene cuando no están planificadas las cosas, cuando se ha improvisado, cuando se ha intentado aparentar más de lo que eres, vivir por encima de tus posibilidades, a cualquier nivel.

P. Entre sus proyectos figura afincarse un año en EEUU.

R. Sí. Va a ser bonito poner un poco de tierra por medio y aprender, estudiar, hacer otros proyectos. Busco vivir. ¿Un año sabático? Yo llevo toda mi vida de año sabático, porque hago lo que me gusta.

Kepa Junkera

Kepa Junkera (Bilbao, 1965) es el trikitilari más conocido de Euskadi. El sonido del acordeón diatónico supone el común denominador de una discografía que suma ya 14 entregas en solitario desde 1986 y cuya última muestra es Etxea, un álbum doble que ha grabado junto a 57 conocidos músicos y cantantes españoles y extranjeros. Sus trabajos anteriores le han reportado la concesión de dos Discos de Oro y un premio Grammy Latino al Mejor Álbum Folk.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 2008

Más información