El PP impulsa otro frente en Sanidad contra Zapatero

Cervera: "El Gobierno pone en peligro el sistema público"

Vacas flacas y gruesas manipulaciones. Ricardo Costa, portavoz del PP en las Cortes, y Manuel Cervera, consejero de Sanidad, acusaron ayer al Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero de poner "en peligro el sistema sanitario público valenciano" al negar a la Generalitat "un anticipo a cuenta de la recaudación por impuestos cedidos de 343 millones de euros, un millón de euros al día" a una comunidad "muy mal financiada".

Lo cierto es que Zapatero convocó a los presidentes autonómicos en junio de 2005 para plantear un conjunto de medidas dirigidas a "reforzar la financiación sanitaria". En septiembre de 2005, el Consejo de Política Fiscal y Financiera acordó la distribución de esos fondos adicionales. "El Gobierno incrementará los recursos disponibles por las comunidades autónomas para ayudarles a reducir la deuda sanitaria acumulada mediante una mejora del sistema de liquidación de 1.365 millones de euros en 2006". La misma ayuda, en la misma cuantía, se acordó para 2005.

Eran tiempos de vacas gordas. Los ingresos del Estado superaban las expectativas y el Gobierno se permitió "acercar la financiación de las comunidades autónomas a la recaudación real de los tributos cedidos", según reza el Real Decreto-Ley 12/2005.

La misma disposición especifica que las comunidades autónomas podrán solicitar "anticipos a cuenta de la liquidación de los tributos cedidos" por un máximo del 4% de la cantidad estimada a principios de año para fijar los fondos que corresponden a cada autonomía.

La Generalitat solicitó ese anticipo en julio, un total de 343 millones de euros según las previsiones de ingresos a principios de año. Una semana después, el Ministerio de Economía y Hacienda replicó que cuando dispusiera de los datos de recaudación del primer semestre del año determinaría si se cumplían las condiciones para otorgar el anticipo y, en su caso, el importe del mismo.

La Intervención General del Estado publicó el 23 de septiembre los datos de recaudación hasta agosto. Ahora son vacas flacas. La recaudación es inferior a lo previsto cuando se establecieron las cantidades que recibirían a cuenta las comunidades autonómas. Al punto de que la Comunidad Valenciana podría estar en deuda con el Estado por haber recibido más de lo que efectivamente le corresponderá cuando se liquiden las cuentas.

Hacienda negó el anticipo a la Generalitat y a otras doce comunidades autónomas. La Generalitat tiene un plazo de dos meses para recurrir ante el contencioso administrativo de la Audiencia Nacional. Pero el grupo parlamentario del PP en las Cortes ha optado por otra vía, por iniciativas parlamentarias y preguntas al presidente del Consell. Por el ruido. Cervera confesó desconocer los argumentos jurídicos que amparan la decisión del Gobierno, pero Costa no dudó en acusar a Zapatero de actuar "arbitrariamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50