Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno niega el impacto del terrorismo en el descenso de turistas

La viceconsejera Koro Garmendia achaca la caída de viajeros a la crisis

El Gobierno admitió ayer que el terrorismo es un factor negativo para el turismo en Euskadi, pero no la causa principal del fuerte descenso de viajeros registrada durante el pasado verano. "No hay una relación causa-efecto entre los atentados y los movimientos de turistas. Evidentemente, la existencia del terrorismo no favorece en absoluto el desarrollo del turismo, que es algo muy ligado a la imagen y al marketing, pero hemos trabajado y crecido con esa mochila en turismo", afirmó la viceconsejera de Turismo, Koro Garmendia. A su juicio, el mayor causante del mal comportamiento del sector hay que encontrarlo en la crisis económica.

Construir un Guggenheim en Urdaibai "es una apuesta importante"

La llegada de turistas descendió un 4,3% los meses de verano. El mes de agosto, con una bajada del 6%, fue el peor desde 2002. Uno de los peores indicativos para el sector es la disminución del turismo procedentes de otras comunidades españolas. En una entrevista en Radio Euskadi, Garmendia constató que los datos del verano son "peores que los del año pasado", aunque matizó que 2007 fue un ejercicio "excelente". "Este verano han venido menos turistas y han gastado menos, con menos alegría", añadió.

La pérdida de pujanza del turismo en los últimos meses en Euskadi ha mantenido la tendencia en agosto. A la pérdida de 30.000 turistas, se suma un descenso de las pernoctaciones. En el conjunto de España se ha producido el mismo fenómeno, aunque de una forma más moderada. La entrada de turistas cayó un 1,8% en agosto, frente al 6% en el País Vasco. Esta diferencia, según la viceconsejera de Turismo, no es achacable al fenómeno del terrorismo: "No creo que sea riguroso hacer una relación causa-efecto entre un atentado determinado, o un momento de más repunte" con la bajada de turistas. Y recordó que, pese a la actividad terrorista, el turismo ha ido creciendo desde el año 2001.

Respecto al impacto de los avisos hechos por el Gobierno británico a sus turistas ante posibles atentados de ETA, Garmendia manifestó que el destino turístico de los británicos en España "no es Euskadi, sino el sol y la playa".

Por otro lado, Garmendia también se refirió al proyecto de ampliar el Museo Guggenheim de Bilbao en la comarca de Urdaibai. "Es una apuesta importante para atraer turistas", opinó. Garmendia apostó por "seguir creando proyectos que permitan atraer a Euskadi a visitantes, porque la tendencia general en el mundo está siendo la de recortar las estancias y multiplicar los momentos vacacionales". En su opinión, la creación de la nueva sede del Guggenheim en Urdaibai es "una apuesta importante" para lograr este objetivo.

"Ahí se hace una apuesta por diversificar la economía de la zona, entendiendo que una actividad cultural con un desarrollo turístico podía ser francamente importante, combinado en un entorno en el que también se han puesto iniciativas como la de Torre Madariaga, que es un magnífico centro interpretativo de la comarca. Yo creo que va a ser una apuesta realmente interesante y complementaria", dijo.

Finalmente, Garmendia recordó que el Ejecutivo autonómico tiene previsto poner en marcha el Hor dago plana!, una campaña promocional para el periodo 2009-2013 que incluye "un cambio de marca" turística. El plan contempla realizar "un estudio de mercados que no se había hecho" hasta ahora y tiene "una vocación de ampliar la internacionalización, sin olvidar el mercado español". Su pretensión es "crecer en EE UU, Francia, Inglaterra, Alemania e Italia". Esta estrategia "nos va a permitir también afinar el tiro y mejorar la eficacia de las inversiones públicas", señaló Garmendia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de septiembre de 2008