Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pesca exige a Defensa que proteja a la flota del Índico

El fallido intento de secuestro del pesquero vasco Playa de Anzoras -con cinco tripulantes gallegos- frente a las costas de Somalia, el pasado jueves, ha hecho saltar las alarmas en la Consellería de Pesca. Su titular, Carmen Gallego, exigió ayer al Ministerio de Defensa que "de inmediato" desplace "algún efectivo" al océano Índico para dar un "mínimo margen de tranquilidad" a la flota y evitar que se repita el incidente del Playa de Bakio, el pasado abril. Entonces, los 26 marineros, ocho de ellos gallegos, de este atunero con base en Bermeo permanecieron secuestrados durante seis días por piratas somalíes.

Gallego aseguró ayer en Ares que los cinco tripulantes gallegos del Playa de Anzoras están bien, ya que el pesquero pudo esquivar el asalto de tres lanchas rápidas y navegar hacia aguas más tranquilas, a 500 millas de la costa. No obstante, precisó que "ha llegado la hora" de que el departamento de Carme Chacón tome cartas en el asunto y aplique una medida "directa" para hacer frente a la piratería ante la tardanza de las instituciones en crear una fuerza multilateral.

Por otra parte, la responsable de Pesca rechazó mediar de nuevo en el conflicto con los bateeiros y los emplazó a retomar su actividad para zanjar un conflicto que ya dura mes y medio. "Esperemos que lleguen a un acuerdo o que recuperen la actividad normal", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de septiembre de 2008