Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes dice que la recesión no importa si "limpia" la economía

Montoro acusa al vicepresidente de no dominar sus palabras

Seguramente no lo quiso decir de una forma tan cruda, pero el hecho es que la frase se las trae. "Si la recesión sirve para limpiar la economía y remontar la situación, no tiene la mayor importancia", dijo ayer el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, en TVE. Solbes respondía así a una pregunta sobre las últimas previsiones de la Comisión Europea que sitúan a España -también a Alemania y el Reino Unido- en recesión durante este año. En el caso de España, en el tercer y cuarto trimestre del año.

A esta previsión "hay que darle el valor que tiene", dijo el vicepresidente, "porque son gente seria". Aun así, el Gobierno no trabaja con esta hipótesis, sino con la de un crecimiento próximo a cero en lo que queda de año. Y aunque hubiera recesión, el aspecto positivo para el vicepresidente es que, una vez superada, permitirá despegar sobre unas bases más sanas. En ocasiones anteriores, Solbes ya ha hablado de los excesos del sector del ladrillo y de que es necesaria una purga para tener un crecimiento más equilibrado.

Técnicamente, una recesión se produce cuando una economía se contrae durante dos trimestres seguidos. El problema es que se traduce en más paro y ésta ya no es una cuestión técnica. El resbalón de Solbes, al no dar al problema la dimensión que tiene, fue aprovechado por el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, que acusó al vicepresidente de no dominar sus palabras y de estar "completamente desconcertado".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo ayer desconocer las declaraciones de Solbes, pero aprovechó una pregunta al respecto para mostrar su convencimiento en que la economía española se va a recuperar, por lo que cree necesario "trasladar confianza a la ciudadanía". Datos como el de la inflación, conocido ayer, son "positivos" y seguirán mejorando, dijo el presidente. Solbes auguró que si el petróleo se mantiene a precios razonables, la inflación bajará del 4% al final del año.

Siguen las dificultades

Para el vicepresidente, el mensaje importante de la Comisión Europea es que la crisis persiste. "No sólo en España, sino en otros países, la situación de crisis no ha terminado y las dificultades siguen", dijo Solbes. Son dificultades derivadas de las tensiones de liquidez que se generaron hace un año en EE UU, como recordó el vicepresidente.

Solbes abordó este aspecto de la crisis durante la sesión de control al Gobierno, ayer en el Congreso. Ante una pregunta de Cristóbal Montoro sobre las medidas que piensa adoptar el Gobierno para evitar "el estrangulamiento financiero" de familias y empresas, Solbes admitió que las medidas adoptadas hasta ahora "no resuelven todos los problemas, pero sin duda ayudan".

Destacó en este sentido los esfuerzos fiscales, como la ayuda de 400 euros en el IRPF, o el apoyo a las pymes con líneas de crédito del ICO y las facilidades para las inmobiliarias que saquen su stock de viviendas al alquiler anunciadas el pasado miércoles por Zapatero. Estas medidas permitirán "que las tensiones de liquidez se vayan corrigiendo", respondió Solbes. Admitió que con un déficit exterior como el actual (más de un 10% del PIB), la financiación externa para la economía española "es más difícil".

Por su parte, Montoro acusó a los socialistas de haber multiplicado "por tres o cuatro" el déficit exterior y denunció el aumento de la prima de riesgo para las inversiones extranjeras en España "por la falta de liderazgo político ante la crisis".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 2008