Cartas al director
i

Triste récord de paro

Aún se desconoce cuál es el fondo real de la crisis, y datos como los ofrecidos por Eurostat vuelven a situarnos ante la perspectiva de un inquietante futuro. España volvió a ser por tercer mes consecutivo el país de la Unión Europea con la tasa más alta de paro.

El paro aumenta en 103.085 personas en agosto, y acumula una subida del 24,7% en el último año. Se sitúa en 2.530.001 personas, dato que no se alcanzaba desde febrero de 1998, cuando el total de parados superó los 2,55 millones -más del 11% de la población activa- y con la mayor subida de desempleo en el último año. Ese dato sitúa a España muy por encima del 7,1% de media en la UE y del 7,4% en la zona euro.

También España lidera la tasa de paro más elevada entre los jóvenes menores de 25 años que tratan de acceder a su primer empleo, ya que uno de cada cuatro no lo consigue. Son datos demostrativos de que, en efecto, España sigue siendo el país de la UE donde con mayor velocidad los ciudadanos sufren las graves consecuencias de la desaceleración. Es otra constatación, en definitiva, de la irrelevancia de los planes de choque puestos en marcha por el Gobierno meses atrás y, por ende, de su falta de previsión e indolencia ante la crisis.

Con el actual Gobierno hemos pasado del país que creaba más empleo al que con mayor velocidad lo destruye. Sin duda, un triste récord el nuestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de septiembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50