La multa corre más que usted

La mayor agilidad de la DGT al tramitar las sanciones resta a muchos conductores opciones para recurrir

Si usted ha pisado más de la cuenta el acelerador al dirigirse hace pocos días a su lugar de veraneo es probable que, aunque no lo sepa, ya haya recibido en su domicilio habitual la visita de un cartero con una multa. Esto -tener una sanción y no saberlo- hace que pierda posibilidades de recurrir o, al menos, de pagar menos. Pero puede cambiar pronto. Tráfico comenzará a notificar las multas por correo electrónico de forma experimental en septiembre.

Desde que la Dirección General de Tráfico puso en marcha el pasado mes de marzo el Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas de León, bautizado como "Estrada", la rapidez con la que las multas llegan desde el lugar de la infracción a casa es vertiginosa: una media de 14 días.

Interior prueba la notificación por correo electrónico de las infracciones
Más información
Tráfico impuso 33.500 denuncias por velocidad en sólo 14 días

La prueba fotográfica y telemétrica de la infracción viaja primero desde el radar hasta el Estrada a través de telefonía GPRS o fibra óptica a toda velocidad. Después, los operarios del centro confirman la matrícula, gradúan la multa y redactan un escrito para el titular del vehículo. Todo se hace digitalmente -el Estrada no utiliza papel- y en 72 horas. Sin embargo, esta agilidad sustentada por la tecnología se acaba en cuanto la denuncia se echa al correo de toda la vida.

El aviso de la multa -por el que se informa al titular del vehículo que se ha cometido una infracción con su coche y se le pide que identifique a la persona que lo conducía- llega en una saca y acompañada de un acuse de recibo. Así que, volviendo al hipotético caso de que su coche haya sido detectado en infracción flagrante por un radar, al haber estado usted de vacaciones, el cartero habrá vuelto por donde vino. Tráfico intentará ponerse en contacto con usted por este medio hasta tres veces. Si a la tercera no lo consigue, la sanción se publicará en el Boletín Oficial Provincial (BOP) y a usted se le considerará infractor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Hemos agilizado la gestión de la información sobre la infracción, pero la tramitación, por ahora, sigue funcionando como hace 50 años", explica Federico Fernández, subdirector de circulación de la DGT, que añade que, desde el Ministerio de Interior, se buscan nuevos mecanismos "más acordes con la sociedad actual". Fernández es consciente de que "casi nadie lee el BOP" y que los carteros suelen llevar las cartas certificadas a las mismas horas a las que la mayoría de la gente trabaja.

El primer paso hacia estos mecanismos acordes con la sociedad actual se dará en septiembre, según han adelantado fuentes de la DGT. Tráfico ha suscrito un acuerdo con varias empresas que cuentan con grandes flotas de vehículos -en su mayoría dedicadas al alquiler de vehículos- para que les sean notificadas las sanciones a través del correo electrónico. Estas empresas tienen que identificar diariamente a cientos de conductores que han cometido infracciones con automóviles alquilados. El e-mail agilizará ese proceso.

Esta experiencia se desarrollará "de manera experimental" desde septiembre, y se extenderá, a medio plazo, al resto de conductores que "voluntariamente" pongan su dirección de e-mail a disposición de la DGT.

Existe la creencia de que si el infractor escapa a la visita del cartero, éste se librará de la multa. Esto, en realidad, nunca ha sido así y desde la puesta en marcha del Estrada, menos. "Las multas por velocidad no prescriben hasta los seis meses y nosotros tenemos el compromiso de que al conductor le lleguen en menos de uno", explica el director de este centro de tramitación de denuncias, Ángel Toriello.

La forma más segura de librarse de una multa -si ésta tiene algún defecto de forma o de fondo- es presentar una alegación. Pero las posibilidades de hacerlo se van reduciendo a medida que pasa el tiempo, así que al conductor le conviene saber que Tráfico le reclama. La Ley de Circulación da un plazo de 15 días para presentar alegaciones y de un mes para presentar un recurso de alzada. Además, en algunas multas existe una reducción del 20% si se realiza el pago antes de diez días.

Dos operarios del centro Estrada comprueban la matrícula de un supuesto infractor.
Dos operarios del centro Estrada comprueban la matrícula de un supuesto infractor.BERNARDO PÉREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS