Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Días de diversión

CON EL PAÑUELO AZUL

- Preparando el final. El 30º cumpleaños de Marijaia va a traer mañana aparejados importantes cambios en el final de las fiestas de Bilbao. Miembros de la compañía teatral Gaizterdi y la concejal de Turismo y Fiestas, Isabel Sánchez Robles, concretaron ayer que este año Marijaia arderá en su despedida después del lanzamiento de los últimos fuegos artificiales y no antes como hasta ahora resultaba habitual. Desde las siete, recogerá en el Ayuntamiento los pañuelos festivos de todos aquellos que quieran verlos quemados por la noche. Tras los fuegos, ya a las once, emprenderá un pasacalles hasta el puente del Arenal. Le podrán acompañar camino de volverse llama todos los que quieran acercarse y actores de Gazterdi, en un evento muy participativo.

MÁS INFORMACIÓN

- Banderas de las comparsas. La Coordinadora de Comparsas proclamó ayer quiénes se merecen su Bandera Azul, que reconoce lo mejor de las fiestas, y la Marrón, que refleja lo que, a su juicio, ha sido peor. En esta ocasión, la azul ha ido a parar al pregón que el cocinero Aitor Elizegi pronunció el pasado sábado en el arranque festivo, en tanto que la marrón incide en que los urinarios dispuestos por el Ayuntamiento ofrecen "peor servicio" que otros años.

- La sorpresa de Berasategi. La popular carrera de la Aste Nagusia se resolvió ayer con la esperada y rotunda victoria del marroquí El Miloudi Dahbi (18m00s)y el sorprendente éxito de la triatleta Virginia Berasategi en categoría femenina. Unas 40.000 personas presenciaron la prueba atlética de 6 kilómetros por el centro de Bilbao, en la que tomaron parte más de mil corredores entre federados y aficionados. Berasategi (20m11s) se impuso contra pronóstico a Raquel Llamas, tras ir igualadas buena parte del recorrido.

- >Bosco El Tosco, multicandidato electoral del Partido del Karma Democrático, cerrará hoy su paso por la Aste Nagusia con un concierto (13.00) en el tramo peatonal de la calle Ercilla, junto a la plaza Moyúa. Su intención es "unir bajo los gorgoritos y exabruptos de Bosco a trasnochadores resacosos y a peatones con el pan y el periódico bajo el brazo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de agosto de 2008