Una supuesta matanza de civiles enfrenta a Kabul y EE UU

El Ministerio del Interior afgano difundió ayer un comunicado en el que acusó a las fuerzas de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos de matar a 76 civiles, la mayor parte mujeres y niños, durante un bombardeo lanzado sobre la zona de Azizabad del distrito de Shindand, en la provincia de Herat, información que fue desmentida por el mando estadounidense de la coalición.

La muerte de civiles en las operaciones militares produce reacciones muy emotivas entre los afganos, muchos de los cuales creen que las fuerzas internacionales tienen muy poco cuidado, cuando lanzan ataques aéreos, de que éstos no afecten a la población civil, lo que contribuye a minar el apoyo de la población.

El Ministerio del Interior aseguraba en su comunicado oficial que "76 civiles, la mayoría mujeres y niños, fueron martirizados en una operación de las fuerzas de la coalición en la provincia de Herat".

Un portavoz de la comandancia de EE UU en Afganistán, que opera al margen de la fuerza ISAF de la OTAN, desmintió la información del Ministerio del Interior afgano y aseguró que sus fuerzas mataron a 30 milicianos en un ataque aéreo en el citado distrito de Shindand a primeras horas de la madrugada de ayer y que no llevaron a cabo más ataques durante el día.

Emboscada insurgente

El ataque fue lanzado entre la 1.00 y las 2.00, después de que soldados afganos y de la coalición sufriesen una emboscada insurgente mientras patrullaban en busca de un conocido jefe talibán en la provincia de Herat, según el comunicado del mando estadounidense. "Los insurgentes atacaron a los soldados desde diversas posiciones utilizando metralletas y lanzagranadas. Nuestras fuerzas respondieron con fuego de metralletas y con un ataque aéreo, matando a 30 milicianos".

Saed Sharif, miembro del consejo local de ancianos del lugar donde se produjo el ataque, confirmó que murieron muchos civiles. "La pasada noche, sobre las dos de la madrugada, la gente asistía a una oración del santo Corán en el distrito de Shindand cuando los americanos empezaron a bombardear. Decenas de civiles murieron".

El general Ikramuddin Yawar también confirmó el incidente, pero puntualizó: "Más de 30 personas murieron, pero no puedo asegurar cuántos de ellos eran civiles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50