Ibarretxe quiere implicar a la UE si el Constitucional prohíbe su consulta

Sugiere medidas ante la Cámara europea y el Tribunal de Estrasburgo

La presidencia del Gobierno vasco está preparando una serie de medidas políticas y judiciales para implicar a la UE en el debate sobre la legalidad de la consulta que el lehendakari Ibarretxe ha anunciado para el 25 de octubre, si, como todo parece indicar, el Tribunal Constitucional la prohíbe finalmente. Aunque Ibarretxe se mostró rotundo ayer en un desayuno con periodistas al asegurar que su Ejecutivo no tiene un "plan B" porque "no contempla una respuesta del alto tribunal que no sea la de autorizar la consulta", la posibilidad de internacionalizar el debate sobre el derecho a decidir es una de las respuestas que prepara el tripartito en caso de que finalmente no pueda celebrarse.

"La arrogancia de Zapatero ha hecho que nos unamos cuatro partidos"

Aunque el lehendakari no precisó qué tipo de medidas baraja, fue algo más allá del anuncio genérico que hizo el pasado viernes el presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, cuando dijo que el partido está preparando una campaña informativa en la UE. "En los próximos meses, viviremos el debate en Europa", dijo Ibarretxe "no sólo sobre el derecho vasco, sino también sobre el de otros pueblos como escoceses, o flamencos".

El PNV tiene un europarlamentario, Josu Ortuondo, en el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales, junto a CiU, y podría plantear un debate en la Eurocámara a través de alguna iniciativa legislativa.

Las medidas judiciales llegarán una vez se pronuncie el Constitucional. Con la prohibición en la mano cualquier ciudadano podría considerar lesionados sus derechos y reclamar ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, al que no pueden acudir las instituciones ni los Gobiernos y al que se llega una vez quedan agotadas todas las vías judiciales en España.

Ibarretxe responsabilizó al presidente Rodríguez Zapatero por oponerse a la consulta cuando "la mayoría absoluta" del Parlamento vasco está a favor. Recalcó que "la arrogancia del presidente" ha conseguido que cuatro partidos (PNV, EA, EB y Aralar) se unan para presentar alegaciones al Constitucional. "Es inaceptable desde el punto de vista democrático que una sola persona, y con un solo argumento, se posicione en contra de todo un Parlamento que representa a la sociedad vasca", aseveró.

El lehendakari eludió opinar sobre la intención del líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, de convocar en septiembre al PNV y el PSE para acordar una manifestación de apoyo a la Y, a la que ETA ha puesto en su punto de mira. "Si tiene algún tipo de iniciativa para consensuarla con otros partidos que la plantee", señaló, tras recordar que el Parlamento vasco ya ha adoptado diversos acuerdos en defensa del proyecto ferroviario.

También abiró "las puertas de Ajuria Enea a una reunión con Antonio Basagoiti", tras el cambio de presidencia en el PP vasco y la salida de María San Gil, quien siempre se negó a reunirse con el lehendakari.

EA pide discreción en el conflicto con el PNV

El secretario de Comunicación de EA, Mikel Irujo, abogó ayer por resolver discretamente las discrepancias que mantiene con el PNV sobre la consulta soberanista que Ibarretxe quiere convocar el próximo 25 de octubre, ya que ese tipo de polémicas "sólo alimentan" a los partidos que se oponen a la Ley de Consulta.

Irujo consideró secundarias estas discrepancias frente al verdadero problema al que se enfrenta la consulta: "Que existen dos partidos, PSOE y PP, que no reconocen ni la soberanía ni el derecho a decidir". Dicho esto, se mostró tajante al asegurar que por parte de EA se han acabado las declaraciones públicas: "Si Iñigo Urkullu pretende buscar las cosquillas a EA con este tema no nos va a encontrar".

Socialistas y populares criticaron el discurso de Ibarretxe con el argumento dse que "vive en otro mundo". El portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, dijo que el lehendakari bien podría haber seguido de vacaciones y haberse ahorrado esas manifestaciones, "porque da la sensación de que este periodo le ha hecho alejarse todavía más de la realidad del País Vasco". El popular Leopoldo Barreda le pidió aclaraciones: "¿Qué va a hacer si prohíben la consulta? ¿Acatará la legalidad u optará por desbordarla?"

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50