Guerra en el Cáucaso

Sarkozy viaja a Moscú para negociar la paz

El presidente francés presentará una propuesta que Georgia ya ha aceptado

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, viaja hoy a Moscú como presidente de turno de la UE para entrevistarse con Dimitri Medvedev y con Vladímir Putin, presidente y primer ministro de Rusia, respectivamente, para impulsar un plan de paz que ponga fin a la crisis en Georgia.

Sarkozy llevará en sus manos un documento firmado por el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, en el que éste acepta no sólo los tres puntos sobre los que la UE y EE UU se han puesto de acuerdo (respeto de la integridad territorial de Georgia, cese inmediato de las hostilidades y restablecimiento de la situación reinante en la zona antes del inicio de las hostilidades) sino que se compromete a "no recurrir a la fuerza en el futuro". Esta última precisión satisface a Rusia, que insiste en calificar a Georgia de país agresor.

La UE considera que la invasión "cambia" la dimensión del conflicto
Más información
Rusia avanza imparable sobre Georgia
Georgia acepta el plan de paz de la UE

El ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, se reunirá a su vez en Bruselas mañana con sus homólogos europeos para informarles del resultado de las gestiones francesas en Tbilisi y Moscú. Se trata de una reunión extraordinaria en la que Kouchner, una semana después de iniciada la guerra en el Cáucaso, tiene que rendir cuentas de su trabajo de mediación.

Kouchner ha señalado que la suya "no es una misión diplomática, sino un ejercicio de supervivencia", con lo que subrayó el carácter urgente de acabar con la situación que se vive en el Cáucaso. Para él, hay que evitar tomar partido. "No podemos limitarnos a repartir etiquetas morales" a uno y otro bando dijo Kouchner, que reclama que los enfrentamientos armados paren de forma "inmediata e incondicional" y que las víctimas puedan acceder "a la ayuda humanitaria".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sin embargo, la Comisión Europea fue contundente ayer en su llamamiento a Rusia para que cese sus acciones militares en Georgia. "Consideramos que el traspaso de la frontera georgiana por las tropas rusas ha cambiado la dimensión del conflicto", señaló ayer un comunicado de la Comisión, que criticó además que el hecho de que las tropas rusas presentes en la zona en misión de paz "se hayan implicado en operaciones militares".

Ayer, París envió a Tbilisi un avión con tiendas de campaña, camas y material médico. De paso, la aeronave repatriará a algunas decenas de franceses residentes en Georgia.

Saakashvili asegura que Sarkozy pasará por Tbilisi antes de acudir a Moscú, pero el presidente en funciones de la UE sólo ha confirmado su viaje a Moscú. París, que junto Berlín se opuso al ingreso de Georgia en la OTAN, cree poder desempeñar el papel de mejor mediador, algo fuera del alcance de EE UU porque "en cierto modo, son parte del conflicto".

En París, el IFAS (Instituto Francés de Análisis Estratégico) se muestra pesimista sobre el hipotético éxito de la mediación de la UE. "Los rusos van a dejar que pase el tiempo antes de cesar los combates, una manera de provocar una separación completa entre Osetia del Sur y Georgia", señala el instituto.

Kouchner, ministro de Exteriores francés, mira al presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, en la visita a Gori.
Kouchner, ministro de Exteriores francés, mira al presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, en la visita a Gori.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS