Los productores de mejillón anuncian un paro indefinido

Más de la mitad de los productores gallegos de mejillón anunciaron ayer un paro indefinido en el suministro a la industria transformadora, hasta que se alcance un acuerdo que permita fijar un precio único para el molusco destinado a su procesado como conserva. Así lo expuso ayer en declaraciones a Europa Press el presidente del Consello Regulador do Mexillón de Galicia, Juan Ramón Dios, quien señaló que el objetivo de los productores sumados al paro, propietarios del 60% de las bateas gallegas, es impedir la bajada de los precios en origen experimentada desde el otoño pasado.

En este sentido, Dios criticó que las empresas cocederas aplicasen descuentos al producto que llegaron a suponer hasta un 25% de la cotización establecida en la tabla de referencia, la que estipula el coste del mejillón en función de su tamaño. De este modo, si una barcada de mejillón se vendía a una media de 0,40 euros el kilo en otoño de 2007, los últimos pagos se redujeron hasta 0,28 euros el kilo. Para poner solución a esta situación, las organizaciones Opmega, Cabo da Cruz, Socongal y Amegrove, entre otras, trabajan desde hace casi medio año en la creación de una central de ventas que establezca un sistema único de precios a la industria, para asegurar un beneficio "estable" a los titulares de las bateas durante todo el año y que cubra los costes de explotación.

Dios aprovechó para resaltar la problemática de la importación de mejillón de Chile y de otros países latinoamericanos, y denunció que ese molusco se comercializase en el mercado como producto autóctono a un precio que resulta "imposible" de igualar por el sector gallego.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS