Iberia pierde 32 millones hasta junio por el petróleo y la menor demanda

La aerolínea planteará en breve una 'triple alianza' con American y British

Malos datos, pero mejores de lo esperado. Iberia comunicó ayer que ha registrado un resultado operativo negativo de 32,2 millones de euros en los seis primeros meses del año, frente a los 70 millones de beneficio operativo del pasado año, cuando obtuvo un récord. El resultado consolidado arroja un beneficio de 20,7 millones, un 72,3% menos que en el mismo periodo de 2007.

El disparado precio del petróleo se ha comido todos los esfuerzos por reducir los otros gastos (en un 7,5%) pero también ha ayudado la caída de los ingresos unitarios por pasajero (un 3,5%), en los que influye también la depreciación del dólar.

Con todo, el presidente de la compañía, Fernando Conte, explicó en una conferencia con analistas que confía en obtener un resultado positivo a final del año. Las acciones de Iberia volvieron a saltar (un 8,85%) aunque no tanto como el día que se anunció la fusión con Bristish Airways (BA), animadas por los resultados mejores de lo esperado y por la tregua del precio del crudo.

Más información

Conte aprovechó para resaltar las virtudes que a su juicio conllevará ese matrimonio, que formará una "combinación perfecta" con Iberia, ya que ambas son "muy complementarias".

Más réditos daría aún la alianza de las dos compañías con American Airlines (AA). Iberia ha retirado la petición de inmunidad antimonopolio a las autoridades de EE UU para su proyecto de gestión conjunta de rutas con AA y planteará en las próximas semanas un petición de triple alianza para, por un lado, dotar a las tres aerolíneas de inmunidad para pactar precios y, por otro, para constituir una joint venture para operar las rutas del Atlántico Norte, confiando en que el acuerdo de cielos abiertos con EE UU cambie las reticencias pasadas de Washington.

Otra de las grandes preocupaciones de las aerolíneas es la gestión de la oferta, que la mayoría ya ha comenzado a reducir. En el caso de Iberia, incluso ha vendido dos aviones A-320 que había comprado este año y que no se llegaron a operar. La oferta de plazas en vuelos domésticos se redujo un 15%, que llega al 24,25% en la ruta Madrid- Barcelona, debido a la creciente competencia del AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50