El petróleo baja a 118 dólares tras caer casi un 20% en un mes

La crisis en países avanzados enfría la cotización del crudo

La última predicción de la Universidad de Colorado (EE UU), referencia habitual en los mercados energéticos, señala que la temporada de tormentas en el golfo de México, una de las mayores zonas petroleras del mundo, aún traerá cuatro ciclones más. Las potencias occidentales se reúnen hoy para estudiar más sanciones contra Irán, el cuarto productor mundial de crudo. El Gobierno iraní contraataca con un nuevo misil que amenaza el estrecho de Ormuz, paso obligado de un tercio de las exportaciones del oro negro. Noticias que hace unas semanas habrían alimentado la escalada del precio ayer se obviaron. El barril de brent, crudo de referencia en Europa, bajó hasta los 117,25 dólares (75,81 euros).

El PIB alemán retrocedió entre abril y junio un 1%, según 'Financial Times'
Más información
Iberia pierde 32 millones hasta junio por el petróleo y la menor demanda
Los carburantes caen un 5% desde los máximos del crudo de julio

Desde que la escalada del petróleo alcanzara su cima a principios de julio (el brent superó los 146 dólares), el precio del crudo ha retrocedido un 19,7%. La crisis de las economías avanzadas (los países de la OCDE aglutinan el 57% del consumo mundial) empieza a pesar en el ánimo de los inversores en contratos de futuros, que creen llegado el momento de vender y recoger beneficios. Aunque es pronto para conclusiones definitivas, la caída de la demanda occidental se impone como condicionante básico del mercado energético, más holgado tras el aporte extra de Arabia Saudí (500.000 barriles diarios más). Y augura precios a la baja. Un vaticinio que aupó a Wall Street, cuyo principal índice, Dow Jones, subió un 2,94%, la mayor subida desde la primavera.

Porque los argumentos a favor de que la crisis en los países avanzados es profunda son cada vez numerosos. Y se acumulan ahora en Europa, que en el arranque del año había tenido un mejor comportamiento que Estados Unidos. Bruselas publicó ayer los datos de ventas de comercio minorista, que cayeron un 3% interanual en junio, el peor dato en 13 años. Y el diario Financial Times, citando fuentes del Gobierno alemán, adelantó que la economía alemana retrocederá al menos un 1% en el segundo trimestre, aunque el dato definitivo no se conocerá hasta dentro de una semana.

La cotización del dólar, otro de los factores determinantes en la escalada del petróleo, también contribuye ahora al enfriamiento del mercado del crudo. Los datos sobre una crisis más profunda en Europa y la preocupación de la Reserva Federal sobre el repunte de la inflación en Estados Unidos llevan a los inversores a apostar porque la brecha entre los tipos de interés en Europa (4,25%) y EE UU (2%) no irá a más. La divisa norteamericana llegó a cambiarse ayer a 1,54 euros, su mejor cotización desde mediados de junio.

La recuperación del dólar, moneda en la que se negocian los intercambios de mercancías en los mercados internacionales, no sólo contribuyó a que el precio del petróleo cayera. También hubo descensos significativos en otras materias primas, como el maíz o el cobre.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS