Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los promotores aseguran que Touriño intercederá por ellos ante la banca

Un tercio de las empresas de Pontevedra lleva un año sin vender un solo piso

Las peticiones de auxilio de constructores y promotores inmobiliarios gallegos calaron ayer en la Xunta. En una reunión que duró más de tres horas, los representantes del sector, el presidente, Emilio Pérez Touriño y cuatro conselleiros, (Economía, Traballo, Política Territorial y Vivenda), se pusieron de acuerdo para crear un observatorio que, desde el próximo mes de septiembre, ayude a mejorar la información de la evolución de la crisis y facilite la toma de medidas. Además, Pérez Touriño, según la versión de los promotores, se comprometió a trasladar a la banca en Madrid una de sus principales peticiones, relativa a que suavicen las condiciones de financiación.

Por la mañana, el presidente de la Federación del sector, Javier Garrido Valenzuela, presentó en Vigo una encuesta en la que un tercio de las empresas de Pontevedra admiten que llevan un año sin vender un solo piso.

El compromiso alcanzado ayer entre empresas y Administración también pasa por que se modifique el registro de demandantes de vivienda y por analizar la posibilidad de flexibilizar las Normas do Hábitat dando entrada en la mesa de seguimiento a representantes del sector.

Horas antes de la reunión, los Promotores Inmobiliarios de Pontevedra (Aproin) presentaban una encuesta en la que un tercio de las empresas admite no haber vendido ni un solo piso en los últimos 12 meses. Los resultados evidencian que en el 35% de los casos la demora en la venta se sitúa entre los seis meses y el año. Con este panorama, la mayoría asegura que no piensa iniciar nuevas viviendas y, consecuentemente, el 52% avanza que no solicitará licencias de obra en 2008.

Entre las 102 promociones de empresas de Pontevedra analizadas en el sondeo, suman un total de 3.427 viviendas, la mitad de ellas en Vigo y Madrid. La declarada parálisis de proyectos en vivienda libre no evita, sin embargo, que el 36% de los promotores encuestados se niegue a construir pisos de protección oficial. Los que sí están dispuestos ponen como condición que el precio de los solares sea "adecuado".

"Estamos satisfechos de la solidaridad que hemos recibido del presidente Touriño. Sabemos que la Xunta no es la responsable de la crisis y que no se soluciona en una reunión, pero sí que se pueden tomar medidas que hagan este paso más dulce," señaló Javier Garrido tras el encuentro de la tarde en la residencia del presidente en Monte Pío, en la que participaron también los conselleiros de Economía, Vivenda, Traballo y Política Territorial.

Los promotores acudieron a San Caetano con la intención declarada de intentar presionar a la Xunta para que traslade a la banca de Madrid el mensaje de que "en Galicia la situación es distinta que en otras comunidades" y, de este modo, intentar que las entidades aflojen la presión sobre los créditos que tienen concedidos a las promotoras. "El presidente le encomendó al conselleiro de Economía esta tarea", aseguró Garrido.

Las actuaciones más urgentes que demanda el sector y que se expusieron en la reunión con la Administración pasan por tomar medidas para abaratar el precio del suelo, donde, dicen, está la verdadera "burbuja inmobiliaria".

En cuanto al futuro, los promotores advierten de que "no van a bajar los precios". Muy al contrario. La puesta en marcha de diferentes normativas relacionadas con la ordenación territorial, la aplicación del Código Técnico de la Edificación, las Normas do Habitat y de la vivienda provocarán, según ellos, un encarecimiento en el precio de las casas de entre un 20% y un 25%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de julio de 2008