Cartas al director
i

Segregación en Pekín

He leído en varios medios de comunicación que las autoridades chinas pretenden prohibir la entrada de "negros y mongoles" a los bares cercanos a los estadios de fútbol. Por muchas explicaciones y vueltas que le doy, no encuentro ninguna justificación. Además, me parece éticamente reprobable. Si es cierta la noticia, no he leído ni visto demasiadas reacciones, ni por parte de medios ni de políticos.

Todos los que nos tienen acostumbrados a erigirse en defensores de la pluralidad y de los derechos humanos de momento callan. Mi opinión, simple, llana, pero sincera es: si es cierta la noticia, todos nos quedamos en casa; negros, blancos, amarillos, marrones, rojos (y cualquier color más que se les ocurra); cada uno en su casa y Dios en la de todos. No es aceptable una medida de este estilo. De paso me gustaría saber qué opina el COI.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de julio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50