Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos los altos cargos acusados por los ecologistas

Los altos cargos de la Consejería de Medio Ambiente procesados por delitos de prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento han sido absueltos por el juzgado de lo penal número 1 de Almería. El mismo juzgado ha condenado a Ecologistas en Acción y Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar al pago de las costas por "temeridad y mala fe". Las entidades conservacionistas sentaron en el banquillo al director general de Patrimonio Natural y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, José Guirado; al ex delegado provincial de Medio Ambiente, Juan José Luque; y a la directora del parque natural, Rosa Mendoza, por la destrucción de flora endémica conocida como Androcymbium en ese parque.

Guirado y Luque manifestaron ayer la posibilidad de emprender acciones legales contra los miembros Ecologistas en Acción y Amigos del Parque, que los acusaron en 2001 de haber destruido la Androcymbium europaeum, por ocho años de "daño continuado al honor y la imagen" a través de los medios de comunicación. La sentencia podrá ser recurrida.

"No hubo delito"

La sentencia considera que de las actuaciones no se desprende dato alguno para inferir que los altos cargos tuvieran un comportamiento "ilícito" porque, entre otras cosas, según subraya el juez decano, Luis Columna, "no ha habido nunca delito contra el medio ambiente por lo que difícilmente se puede perseguir un delito que nunca se cometió". Recoge como acreditado que la autorización en 1998 a la mercantil Círculo Agroambiental SL, propiedad del bodeguero riojano Marcos Eguizabal, para el tendido de una tubería de riego por zonas del parque natural catalogadas A, B y C no disminuyó a la población de la especie endémica sino que "se encontraba más o menos igual antes y después".

En esta línea, destaca que la planta, que alcanza en la actualidad los 12 millones de ejemplares, "está ya descatalogada" como especie protegida por parte de la Junta y considera únicamente como hechos probados que Mendoza, -entonces técnica de la delegación provincial de medio ambiente- emitió informe favorable "a sabiendas de que allí había una cantidad no determinada de androcymbium".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 2008