Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Banda ancha

Internet irá tan rápido como en los anuncios

Industria obligará a las compañías a dar el 80% de la velocidad que ofrecen

El "hasta" 20 megas se va acabar. Las compañías de acceso a Internet (ISP) no podrán hacer trampas en los anuncios. El Ministerio de Industria va a prohibirles que anuncien ofertas si no pueden garantizar que el usuario obtiene el 80% de la velocidad de acceso publicitada.

La medida afectará sobre todo a las velocidades más altas y, hoy por hoy, a las de 20 megabits por segundo. Y es que, según los indicadores de Industria, los usuarios que contratan esta oferta reciben poco más del 40% de la velocidad prometida.

La resolución, que se incluirá en la Carta de Derechos del Usuario de Telecomunicaciones, obligará a las compañías a redimensionar su red, comprobar cada línea e informar a sus clientes de la velocidad máxima real que les pueden ofrecer.

Sebastián asegura que no impondrá ningún límite a la carga de archivos

El Ministerio quiere evitar así que en la batalla comercial que están llevando a cabo los ISP por aumentar las prestaciones incurran en publicidad engañosa. De hecho, Jazztel, Wanadoo (hoy Orange) y Ya.com fueron denunciados en 2006 por las asociaciones de consumidores por las campañas de publicidad de sus 20 megas que, en la letra pequeña de los contratos incluían la fórmula de "hasta 20 megas", para evitar denuncias. Fuentes de Industria, señalaron que, una vez que entre en vigor la carta de derechos, se prohibirán anuncios con este "hasta".

Lo que no aclaró ayer el Ministerio es si también exigirá a las compañías que informen de la velocidad de subida. Y es que los ISP tampoco indican en sus anuncios que cuando hablan de megas se refieren únicamente a los de descarga de datos y no a los de envío (por ejemplo, cuando se sube un vídeo a YouTube), que suele ser entre diez y veinte veces menor.

Con todo, la medida no afectará a velocidades más bajas ya que, en general, las compañías cumplen sus ofertas. Así, según los últimos datos oficiales, del primer trimestre de este año, en más del 80% de los casos se cumplen las ofertas de hasta dos megas (entre el 81,1% de Jazztel y el 95,6% de Ono); hasta los seis megas, la velocidad ofrecida va entre el 78,7% de Ya.com y el 94,3% de Ono; hasta 12 megabits, los límites están entre Telecable, que da el 70,4% de la velocidad ofrecida, y el Grupo R, con el 87,5%. El verdadero desastre está en los 20 megas. Nadie cumple: Orange da el 43,6%; Ya.com, el 44,6% y Jazztel el 46,6%.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se refirió también al otro gran frente de Internet: la cruzada para prohibir las descargas mediante los programas de intercambio de archivos p2p, siguiendo ejemplos como el del Gobierno francés. "No aplicaremos restricción ni regulación alguna que impida la expansión o desincentive el uso de Internet ni estableceremos límites a las herramientas de libre circulación de información", dijo el ministro. "Esa libertad ha sido y es la clave de la red de redes, de su crecimiento y de su popularidad", agregó.

Tan rotunda declaración contrasta con la que el pasado día 10 realizó el titular de Cultura, César Antonio Molina, quien se comprometió a "luchar contra la piratería" y a consensuar junto con el Ministerio de Industria un marco jurídico "coherente y seguro" para la defensa de los derechos de propiedad intelectual, aprovechando la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010.

Sebastián anunció un hito. El dominio ha alcanzado un millón de páginas web, tras duplicarse en un año y medio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de julio de 2008