Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CALLE / En la 'web'

Grafitos

Paseando por la ciudad te asaltan miles de mensajes no solicitados. Es la publicidad exterior. Una empresa textil, Diesel, propone un combate contra esta polución no por la vía inocente, aburrida, nociva, de limpiar las urbes de ella, sino convocando a los artistas a crear murales reconfortantes. Aunque parezca paradójico, viniendo de quien viene, el manifiesto de la convocatoria es durísimo: "Imagen a imagen somos destruidos, diluidos (...) tomamos tu arte, tu habilidad para la disrupción, incitar, excitar, inspirar e intrigar". Cuatro ciudades albergarán este año la propuesta: Nueva York, Zúrich, Manchester y Barcelona. Aquí, la pared escogida es la fachada del FAD (Foment de les Arts Decoratives) en la plaza dels Àngels. Beth Galí, presidente del FAD, es miembro del jurado barcelonés. "Vi la obra de Berlín el año pasado y pensé que era un reto interesante". Por un lado, comenta Galí, recupera la tradición muralista del arte. Por otra, es una propuesta creativa de publicidad. Para Galí es obvio que las ciudades sufren una agresión de publicidad penosa, pero tampoco defiende una ciudad vacía de ella. "Es una línea muy fina que no puede solucionarse con una normativa". La obra ganadora estará colgada unos cuatro meses (www.diesel.com/cult/wall/index.php).

No será la primera vez que esta plaza cobijará experiencias murales. El año pasado, la gente del Graffiti Research Lab (www.graffitiresearchlab.at), se plantaron una noche delante del Macba con sus punteros láser. Son artistas que emplean tecnologías de código abierto para la creación urbana, sus grafitos electrónicos desaparecen cuando se apaga la máquina. Así se ahorran el eterno debate que acompaña a los grafiteros. Hay quien los ve a todos como unos sujetos que ensucian paredes sin pensar que hay hay paredes que merecen, agradecen, un buen grafito.

Estos días, la Tate Modern de Londres ha invitado a una serie de artistas a trabajar en su fachada. Uno de ellos es el barcelonés Sixeart. Su obra londinense evoca con colores psicodélicos figuras que habitan el mundo de los cómics (www.sixeart.net). En Barcelona, la Welldone Gallery (www.welldonegallery.com) alberga periódicamente exposiciones inspiradas en este arte urbano. Y en Internet, una manera de documentar perennemente estos asaltos artísticos, hay mucho más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 2008