Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Marcas

Cuando la marca sobrevive a la moto

Una línea de ropa se inspira en la desaparecida motocicleta de paseo

Algunas marcas sobreviven al producto. Nokia, por ejemplo, es una de las marcas vivas más antiguas del mundo; nació en 1865 y obviamente en ese año no fabricaba teléfonos móviles, sino de pasta de papel.

Con Montesa ocurre algo parecido. La compañía ha dejado de fabricar aquellas motocicletas de paseo que en los sesenta y los setenta del pasado siglo inundaban las calles de las ciudades y los pueblos españoles. Sus nuevos propietarios, la japonesa Honda, sólo produce motos de trial bajo la marca catalana. Pero a Bernat Créixams y Manuel Sierra se les ocurrió aprovechar la moda de lo retro, y la fiebre que se ha desatado por restaurar aquellas motocicletas, para lanzar la marca de ropa Montesa Sportswear.

La firma, que ha comprado la licencia para moda, fabrica ropa y tiene previsto lanzar a partir de ahora relojes, cascos de moto, gafas e incluso calzado, además de chaquetas y bolsas de viaje. También produce complementos para bebés, como baberos y bodys.

Lo que ha intentado ahora la compañía que fabrica las prensas es recrear la época. "Quisimos heredar los valores de la marca, que para los que tuvimos aquellas motos representaban la libertad, la adolescencia, el aire libre, las primeras experiencias", explica Créixams.

"Es que las Montesa se han convertido en una locura, a todos les ha dado por restaurarlas, lo vimos claro". La compañía también tiene a gala decir que fabrica todos los productos en España.

Todas las prendas llevan el símbolo o la imagen de alguna de las clásicas motocicletas Montesa, que en las competiciones de trial, por otra parte, sigue activa y cosechando éxitos. Toni Bou, de Montesa, se proclamó el pasado agosto campeón del mundo de trial, después de que se cancelase el Gran Premio de Bélgica, cierre de la temporada. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 2008