Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La renta de ciudadanía se fija entre 373 y 603 euros

El pleno del Consell aprobó ayer el decreto por el que se fija la cuantía de la renta de ciudadanía -denominada de inserción laboral en otras autonomías- con la que se pretende incorporar al mercado laboral a las unidades familiares en riesgo de exclusión. De acuerdo con el decreto, la renta de ciudadanía, vinculada al compromiso de inserción laboral, oscilará entre los 373,89 euros y los 603,05 euros mensuales en función de los miembros de la unidad familiar y sus condiciones socioeconómicas.

La reglamentación señala que esta ayuda se concede por un periodo de uno a doce meses y que, como máximo, sólo se podrá acceder a la misma durante tres años. La concesión de la ayuda estará ligada, además, a la elaboración de un plan familiar, que en la mayoría de los casos tendrán que elaborar y vigilar los Ayuntamientos.

El Consell aprobó ayer un convenio con el Ministerio de Trabajo para la confección de un registro de empresas acreditadas en el sector de la construcción y otro, dotado con 2,5 millones, para seguridad y salud en el trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de julio de 2008