Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Cajasol cuestiona la ética de los contratos blindados

Pulido afirma que no hay indicios sobre la ilegalidad de la indemnización

El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, se desmarcó ayer de los contratos blindados suscritos a favor de cuatro ex directivos de El Monte y que suponen una renta vitalicia de 10 millones de euros que debe abonar la actual dirección de Cajasol. "Yo no los firmaría", dijo tajante Pulido, tras admitir que, "aunque no hay ningún indicio" que cuestione la ilegalidad de esos contratos, "otra cosa es el componente moral o ético".

El responsable de la caja nacida tras la fusión de El Monte y San Fernando contestó a los sindicatos que han pedido una aclaración a fondo del tema, indicando que el asunto se investiga "desde hace meses". Además, tras la denuncia interpuesta por el ex subdirector general de la entidad, Alfonso Bermúdez, la Fiscalía de Sevilla ha abierto diligencias para, en su caso, instar a una causa penal ante los tribunales. También la Junta ha solicitado a la dirección de Cajasol más información sobre esos contratos.

Pulido hizo estas declaraciones antes de inaugurar en Jaén las Jornadas Agrícolas y Comerciales del Olivar y el Aceite de Oliva, donde defendió a la industria oleícola como "un sector refugio" en el actual escenario de crisis económica al entender que "es menos vulnerable" que otros sectores productivos. En este sentido, vaticinó que en Andalucía se va a crecer "menos que en años anteriores", aunque aclaró que eso no significa que se registren números negativos.

Por otro lado, Pulido se refirió al proceso de ampliación de capital de la firma aeronáutica andaluza Sacesa, desmintiendo lo apuntado en días pasados por el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, en el sentido de que ya se había cerrado un acuerdo para la ampliación de capital y la constitución de la nueva sociedad, Alestis. "La operación de ampliación de capital aún no está cerrada, aún está en estudio", señaló categórico Pulido, que también dejó en el aire la aportación de Cajasol al proyecto.

Pulido especificó que están hablando de una ampliación de capital de unos 100 millones de euros, en los que el 50% correspondería a Caixa Catalunya y el resto a Unicaja y Cajasol. "Es lo que hablamos", subrayó Pulido.

Francisco Vallejo anunció la semana pasada en Cádiz el acuerdo entre las cajas Caixa Catalunya, Unicaja, Cajasol, el Banco Europeo de Finanzas (BEF) -propiedad de las cinco cajas andaluzas- y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) para financiar con 100 millones de euros la ampliación de capital de la firma catalana Ficosa, que se hará mayoritaria en la aeronáutica, y para que se proceda a la creación de una nueva Sacesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2008