Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos negocian contrarreloj un acuerdo sobre financiación

El Parlamento debate hoy una iniciativa para fijar una posición consensuada

En el dedo de los 109 diputados andaluces, cuando vayan a pulsar el botón para votar, está el que hoy el Parlamento de Andalucía consiga un amplio acuerdo sobre los criterios que debe defender el Gobierno autonómico en las negociaciones sobre financiación autonómica. En teoría, este consenso debería estar más que hecho porque hace más de un año, los tres partidos que tienen hoy representación en la Cámara -PSOE, PP e Izquierda Unida- pactaron punto por punto los principios en los que debe basarse la financiación de la comunidad. Están recogidos en el Estatuto de Autonomía ratificado en referéndum por los andaluces.

Los populares ven diferencias "insalvables" para llegar a un pacto

Haya o no acuerdo en el Parlamento, las coordenadas en las que se moverá el Ejecutivo de Manuel Chaves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) -en el que están presentes el Gobierno central y las comunidades del régimen común- serán las marcadas en la norma estatutaria. Pero el pacto político, sobre todo con el Partido Popular, le daría un plus de mayor fortaleza en esa mesa de negociación y engrasaría el posible acercamiento entre las comunidades gobernadas por el PSOE y por los populares.

Los socialistas llevan semanas negociando con el PP, aunque todo hace pensar que hasta hoy no harán públicas sus cartas. Los contactos con Izquierda Unida empezaron más tarde (a finales de la semana pasada).

El portavoz del grupo parlamentario socialista, Manuel Gracia, insistió ayer en que no hay escollos insalvables en la negociación con vistas al debate general de financiación, en el que se aprobará un paquete de resoluciones. Gracia apuntó que el PSOE recogerá la demanda del PP para que se aborde la financiación de los ayuntamientos -una exigencia inexcusable para los conservadores-, pero siendo "realistas" con los calendarios. Las propuestas que propone, afirmó, no suponen "ni un cheque en blanco" al Gobierno para que haga lo que le plazca, pero tampoco le pone "unas esposas" en una negociación que por definición tiene que ser flexible.

Gracia emplazó al presidente regional del PP, Javier Arenas, a que ejerza "ya y aquí, en el Parlamento" de vicesecretario Territorial de su partido.

Menos optimista se mostró ayer el secretario general del PP, Antonio Sanz, quien consideró que hay una "distancia importante y un agujero muy hondo" entre las posiciones de ambas formaciones, informa Europa Press. El popular aseguró que hay "distancias insalvables" como las garantías de aplicación del sistema de financiación, la suficiencia de los instrumentos de solidaridad o las garantías de que no se producirá una subida de impuestos.

El coordinador de IU, Diego Valderas, vaticinó un acuerdo en un "gran bloque de propuestas" sobre financiación autonómica en el debate de hoy, pero no en cuanto a las iniciativas sobre el modelo local porque las diferencias son "más amplias", informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2008