Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo escenario económico

El PP cree que el Gobierno está desbordado con la economía

El Partido Popular aseguró ayer que la valoración económica que hizo José Luis Rodríguez Zapatero fue un signo de que el Gobierno está "claramente desbordado" con la economía. Su portavoz económico en el Congreso, Cristóbal Montoro, interpretó que la previsión de crecimiento del presidente (de menos del 2%) responde a un Ejecutivo "superado".

Montoro acusó a Zapatero de "ir dando tumbos" para responder a la situación económica actual y empeñarse en "negar la evidencia". Le echó en cara llevar "meses diciendo que aquí no pasa nada" pero salir para "presentar el cuarto plan de emergencia para salvar la economía española". Por ello, Montoro insistió en que "lo único cierto" en torno a la situación económica actual es que España se encuentra "al borde de la recesión", pero Zapatero "ha estado entretenido en otras cosas".

El portavoz del PP denunció que el techo presupuestario que validó el Congreso hace dos semanas, y que hoy llega al Senado, se basa en una previsión de crecimiento de la economía del 2,3%. Esta previsión fue señalada hace días por el ministro de Economía, Pedro Solbes, y "ahora el presidente la ha recortado por debajo del 2%, anulando lo ratificado en la Cámara baja", indicó.

Ni siquiera la congelación de sueldos de altos cargos fue bienvenida en la oposición. Montoro no dudó en calificarla de "cosa simpática", ya que el número de altos directivos aumentó "espectacularmente" al inicio de la legislatura, según el portavoz.

Para IU, propaganda

Si el Partido Popular calificó la aparición del presidente ayer de ejercicio de "autobombo", la opinión de Izquierda Unida no fue muy diferente. Para Javier Alcázar, coordinador de economía del partido, la aparición de ayer fue "propaganda económica" ideada para "tratar de ocultar la inacción y el fracaso".

Según CiU, lo que ayer vio la luz fue un paquete de medidas claramente insuficiente. Su portavoz de economía en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, criticó que no engloban a la totalidad de los sectores "afectados por la crisis económica". Los sindicatos, por su parte, que consideraron excesiva la reducción de un 70% de la salida de plazas públicas, instaron al Ejecutivo a llevar las nuevas medidas económicas a la mesa de diálogo social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2008