Prisión para cuatro enfermeras por desatender un parto

La Audiencia de Valencia ha confirmado la pena de dos años de cárcel a cuatro enfermeras por abandonar el servicio de quirófano, lo que causó la desatención de una mujer a la que había que practicar una cesárea urgente. Los seis minutos en los que nadie pudo atender a la paciente tuvieron como consecuencia el nacimiento de un bebé con parálisis cerebral.

Fue el 27 de noviembre de 1999. María del Carmen O. E. ingresó en el hospital Clínico de Valencia. Estaba embarazada de 41 semanas y seis días. Iba a dar a luz. La monitorizaron a las 9.00 y la controló una matrona desde un cuarto de hora más tarde. El parto empezó entre las 14.00 y las 14.10. Hubo problemas con el cordón. Eso obligó a la práctica de la cesárea de urgencia.

Se avisó de la emergencia por el sistema de localizador personal. Cuando la matrona y la paciente llegaron, el quirófano estaba cerrado y apagado, y sin el instrumental preparado. Acudieron varias ginecólogas, un anestesista y varios pediatras. Pero las cuatro enfermeras adscritas a ese quirófano de urgencia no estaban. Salieron a comer fuera del hospital, sin buscapersonas. Hasta que el instrumental básico no estuvo listo, pasaron seis minutos.

El sufrimiento fetal durante ese tiempo fue determinante para el bebé. El tribunal condena a las enfermeras por delito de imprudencia grave.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS