Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Guantánamo

Reconforta leer la noticia de que el Tribunal Supremo norteamericano ha reconocido el derecho de los detenidos en la base militar de Guantánamo a cuestionar la legalidad de su confinamiento ante un tribunal federal. La resolución llega en el momento oportuno, ya que la amenaza del terrorismo ha despertado la tentación de dejar a un lado el Estado de derecho para emprender una guerra en la que todo vale: torturas, cárceles secretas o detenciones indefinidas.

Si los Gobiernos caen en esa trampa, pierden la legitimidad que invocan y se esfuma la belleza de los ideales que representa la democracia. Por ello es tan acertada e impactante la frase con la que la opinión mayoritaria del tribunal defiende su fallo: "Las leyes y la Constitución están concebidas para sobrevivir, y permanecer en vigor, en tiempos extraordinarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de junio de 2008