Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regresa el 'Discovery' tras dos semanas en el espacio

El transbordador Discovery, con siete astronautas a bordo, aterrizó ayer en la base espacial Kennedy (Florida) culminando una misión de 14 días en la Estación Espacial Internacional (ISS). El objetivo principal del vuelo, cumplido satisfactoriamente, era el transporte hasta la base orbital e la instalación allí del módulo principal del laboratorio Kibo, contribución japonesa a la ISS. Para ello, los astronautas han tenido que realizar tres paseos espaciales.

En el Discovery, al mando del comandante Mark Kelly, regresa a la Tierra el ingeniero de vuelo Garrett Reisman, que estaba en la ISS. Allí ha ocupado su lugar Greg Chamitoff.

El Kibo, un habitáculo presurizado de 11 metros de longitud y las dimensiones de un autobús, ha costado mil millones de dólares (unos 650 millones de euros) a la agencia japonesa Jaxa. Con su instalación se completan los módulos de la ISS correspondientes a la colaboración internacional. En febrero pasado ya había llegado el Columbus, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), que acabó con la exclusividad estadounidense y rusa de la base orbital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de junio de 2008